CASTELL DE FERRO (GRANADA), 08 (EUROPA PRESS)
Los padres de los alumnos de Infantil del colegio público del municipio de Castell de Ferro (Granada) no llevarán el próximo jueves 10 a sus hijos a clase para protestar por el «pésimo estado» en el que se encuentran las aulas antiguas en las que han sido reubicados sus hijos porque en el nuevo centro no hay espacio suficiente.
Los padres han tomado esta decisión tras reunirse con el director del centro, el alcalde y el inspector de la zona y aseguraron hoy a través de un comunicado remitido por el sindicato CGT que sus hijos no comenzarán las clases hasta que esta situación se solucione.
Tanto el director del centro como el servicio de Inspección de la Delegación de Educación han propuesto «colocar» provisionalmente al alumnado de cinco años en el comedor escolar mientras duran las obras de acondicionamiento del aulario antiguo, situación «que ha crispado aún más a los padres de alumnado afectado», que están dispuestos a movilizarse si no se llega a una solución inmediata.
Así, el sindicato solicitará al servicio de sanidad una inspección de las instalaciones que certifique sin son aptas o no para su uso escolar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí