GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)
El subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, garantizó un impacto «prácticamente nulo» para el río Castril en el trasvase desde el embalse del Portillo para abastecer de agua potable a la comarca de Baza (Granada).
En rueda de prensa, Cruz explicó que la conducción que se está realizando actualmente podrá albergar un caudal máximo de 200 litros por segundo, lo cual supone una extracción anual máxima de 6,2 hectómetros cúbicos. Por lo tanto, «teniendo en cuenta que la aportación histórica del embalse del Portillo es de 102 hectómetros cúbicos al año, el impacto que tendrá la detracción sobre el caudal del río Castril es prácticamente nulo y sin afección en el ecosistema fluvial».
El subdelegado también destacó que el impacto visual de esta obra es igualmente «mínimo», ya que la tubería que se instalará va enterrada a lo largo de todo el recorrido. Además, tanto el azud utilizado como la acequia y los pasos del río se han ejecutado sobre las obras ya existentes, con el objetivo de causar la menor alteración posible.
De la misma forma, Cruz resaltó el hecho de que todos los trámites exigibles para la aprobación y ejecución de las obras han sido cubiertos por parte del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino en colaboración de la Junta de Andalucía e informados favorablemente, por lo que la actuación «cumple escrupulosamente con todos los requisitos legales».
El objeto del proyecto es el diseño y ejecución de las obras necesarias para garantizar definitivamente el abastecimiento de toda la comarca de Baza construyendo una conducción desde el río Castril, aguas abajo del embalse del Portillo.
En primer lugar, se llevará a cabo la ejecución de una captación en un azud ya existente en el río Castril, aprovechando una acequia situada en la salida de La Peña de Castril. A partir de esta captación se construirá una conducción de 500 milímetros de diámetro y 31,5 kilómetros de longitud que discurrirá por los municipios de Castril, Cortes de Baza, Benamaurel y Baza, hasta su llegada a la estación de bombeo que se situará en la falda del Cerro de Jabalcón, dentro del término municipal de Baza.
Desde ésta se impulsará el caudal de abastecimiento hasta conseguir la cota suficiente para poder hacer circular dicho caudal por gravedad hasta el depósito de la Atalaya de Baza. En todos los tramos de conducción, se dejan preparadas las derivaciones para las poblaciones de Cortes de Baza, Benamaurel, Cúllar-Baza, Freila, Zújar y Caniles.
ANTECEDENTES DE LA ACTUACIÓN
El abastecimiento de agua potable a la comarca de Baza, que cuenta con una población aproximada de 40.000 habitantes, se ha estado realizando tradicionalmente sobre el aprovechamiento de aguas subterráneas. Durante al año hidrológico 2005-2006, la sequía en la cuenca del Guadalquivir afectó considerablemente a los niveles piezométricos de los acuíferos que alimentan dicha comarca.
Ante esta situación, se produjo un grave problema de abastecimiento de agua a poblaciones, afectando tanto a la cantidad del recurso disponible como a la calidad del mismo, llegando incluso a amenazar la salud de los habitantes de la zona así como a los manantiales y fuentes tradicionales, cuyo valor ambiental es extraordinario.
La prolongación de la sequía, que aún afecta a la cuenca del Guadalquivir, hizo que, en noviembre de 2006, el Ministerio de Medio Ambiente, dispusiera la redacción y ejecución del proyecto «Conducción de aguas del Embalse del Portillo a la Comarca de Baza» como obra de emergencia, en virtud del Real Decreto 1419/2005, de 25 de noviembre, en el que se toman medidas administrativas excepcionales para la gestión de recursos hidráulicos y para corregir los efectos de la sequía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí