GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
Un joven granadino ha denunciado ante el Cuerpo Nacional de Policía haber sido víctima de una supuesta agresión por parte de varios porteros de la discoteca «Mae West» de la capital, que supuestamente le llevaron hasta la salida de emergencia y le propinaron varios golpes en el cuerpo y la cara.
El afectado, identificado R.P.L, informó a Europa Press de que los hechos sucedieron en la madrugada del pasado miércoles, cuando él y sus compañeros de trabajo se desplazaron hasta el citado local y se colocaron en uno de los palcos.
El incidente se originó a raíz de que una de sus compañeras se pusiera a bailar encima de una silla, momento en el que entró en el palco uno de los porteros y le instó «de malas maneras» a cesar en su actitud.
En ese momento, R.P.L. trató de disculpar a la joven para que «el portero se tranquilizara y entendiera que no pasaba nada por lo que tuviera que preocuparse», sin embargo el trabajador llamó a otros dos compañeros que supuestamente «le cogieron por el cuello» y le sacaron del palco «a empujones».
«Me metieron en una sala de dos metros cuadrados que hay entre la salida de emergencia del local y la puerta de la calle y me dieron golpes y guantazos en el cuerpo y en la cara», relató el joven, que tras salir del lugar se dirigió a otro de los vigilantes que se encontraba fuera para contarle lo sucedido y pedirle la hoja de reclamaciones.
«Como el vigilante no le hizo caso», R.P.L le amenazó con llamar a la policía, lo que motivó que el trabajador llamara a otro portero que supuestamente volvió a agredirle. Ante esta situación el joven optó por avisar a la Policía Nacional, que se desplazó hasta el lugar de los hechos y tomó los datos de uno de los presuntos agresores.
El parte médico del joven –que se desplazó hasta un centro sanitario tras lo sucedido– indica que ha sufrido una lesión a la altura de la quinta costilla, rectificación cervical y contusiones múltiples. Con este documento en las manos, R.P.L presentó una denuncia ante el Cuerpo Nacional de Policía.
El joven aseguró que se siente «impotente» ante estos hechos y no descarta presentar una denuncia en el juzgado, pues considera que «no había motivos para que le trataran de esa forma».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí