GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
La Diputación de Granada ofreció becas formativas durante el pasado año, a través del programa de capacitación profesional «Red de Artesanos», a un total de 56 personas con problemas de drogodependencia, el 66 por ciento hombres y el resto mujeres, según explicó hoy la vicepresidenta primera del Área de Bienestar y Derechos de la Ciudadanía, Juana María Rodríguez Masa.
El objetivo de la institución en este sentido, según señaló en rueda de prensa, es «sensibilizar a los ayuntamientos y empresas privadas sobre la importancia de que colaboren para ayudar a este colectivo a su reinserción en la sociedad por medio de promover la igualdad de oportunidades y evitar el rechazo o la estigmatización que presentan estas personas», incidió la diputada, que cifró en más de 1.000 personas con problemas de adicción a las drogas las beneficiadas por este programa en sus décadas de existencia.
La beca, dotada con 420 euros mensuales, se facilita a quienes no tienen recursos propios, capacitación profesional y están en tratamiento para abandonar su drogodependencia. A cambio, deberán asistir a clases de 30 horas semanales en los talleres o empresas asignadas para su formación, facilitando así que puedan acceder a un empleo. Los oficios aprendidos son de diversa naturaleza y van desde los más tradicionales como alfarería y cerámica, hasta los relacionados con el manejo de nuevas tecnologías o el sector hostelero y de la construcción.
Entre los municipios dispuestos a sumarse a esta programa se encuentra Maracena, que si bien ya había realizado colaboraciones previas, ha decidido adherirse al programa con el objetivo de «realizar actuaciones más contundentes y explícitas en este sentido», incidió el alcalde de Maracena, Noel López, que también destacó la «apuesta decidida» del municipio por el «bienestar y la integración social de las personas más desfavorecidas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí