GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
El Juzgado de Instrucción número 3 de Granada, que investigaba el caso de Juan Enrique Tena, el turista que permaneció preso cinco días en la cárcel de Albolote (Granada) tras ser confundido con un delincuente, ha concluido que no existieron en los hechos indicios de la comisión de un delito tipificado en el Código Penal, por lo que queda la puerta abierta a una reclamación por vía administrativa del perjudicado, informó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en un comunicado.
Las diligencias se abrieron en el juzgado granadino el pasado 18 de abril por los supuestos delitos de detención ilegal y falsedad para investigar las causas por las que el turista madrileño estuvo en situación de prisión, en virtud de una requisitoria en la que constaban todos sus datos de filiación inscritos en la base de datos de la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil.
También la Fiscalía Superior de Andalucía investigó si los dos fiscales que llevaron el caso incurrieron en algún tipo de negligencia, si bien determinó que no hubo error alguno en su modo de proceder.
Fue la pasada Semana Santa cuando el Juzgado de Instrucción 3 de Granada decretó el ingreso en prisión en el Centro Penitenciario de Albolote (Granada) de Juan Enrique Tena, que había elegido a la capital granadina para pasar sus vacaciones, y fue confundido con otro hombre que ya estaba internado en la cárcel de Castellón.
Juan Enrique fue detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía en un hotel de la capital y un cúmulo de coincidencias derivaron en que permaneciera en la cárcel, puesto que el juzgado se pone en contacto habitualmente, aunque no sea su obligación, con el órgano judicial que ha emitido la orden para comprobar por teléfono los datos de la persona que debe ingresar en el centro penitenciario.
Sin embargo este trámite no se llevó a cabo aquel día porque era festivo –Jueves Santo– y no había nadie en la Audiencia Nacional para la verificación, que tuvo que retrasarse hasta este lunes, día en que quedó en libertad.
El Ministerio de Interior anunció el pasado abril el inicio de una investigación interna para esclarecer los hechos, aunque por el momento no se ha pronunciado.
El Aynutamiento de Granada, por otra parte, decidió resarcir al turista y lo agasajó invitándolo de nuevo a la capital para las fiestas del Corpus, en las que fue nombrado «embajador» de la ciudad, pudo disfrutar de noches gratis en el Hotel Alhambra Palace, fue invitado a comer e incluso a visitar las termas árabes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí