Reivindican que la prisión provincial sea convierta en Museo de la Memoria Histórica en recuerdo a los que pasaron por sus celdas
GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
La Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (AGRMH) promoverá una iniciativa para que la tapia del cementerio de San José de Granada, donde durante la Guerra Civil fueron fusiladas más de 2.400 personas, sea declarada «lugar histórico».
Así lo señaló a Europa Press el vocal de la asociación, Francisco Vigueras, quien recordó que en aquellos muros fueron pasados por las armas de los levantiscos la mayor parte de la corporación municipal de 1936 –entre ellos el entonces alcalde, Manuel Fernández Montesinos–, profesores universitarios, abogados o sindicalistas. «No se puede mantener en el olvido un lugar tan trágico de nuestra historia reciente», mantuvo Vigueras, que indicó que el abogado de la asociación está estudiando la forma de poder declarar el lugar como un sitio para la memoria.
La idea ha nacido después de que el Ayuntamiento de Granada decidiera retirar recientemente la placa que se instaló el pasado 24 de julio en la tapia del camposanto granadino, donde se le rindió homenaje a los asesinados, un gesto que la asociación no entiende, máxime cuando el equipo de gobierno local «se resiste» a retirar el monolito dedicado al fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, de la plaza de Bibataubín, alegando su supuesto valor artístico.
«El Ayuntamiento lo que debería de hacer, por dignidad política y coherencia democrática, es un homenaje en el cementerio, porque allí fueron fusilados los concejales que en el 36 ocupaban los sillones en los que hoy se sientan los actuales», mantuvo el vocal, para quien el PP demuestra querer buscar «silencio y olvido» con la retirada de una placa «que no hace daño a nadie».
Según explicó Vigueras, las tropas de Franco recluyeron a miles de personas en la prisión provincial, desde donde cada noche se hacían sacas de hasta 80 personas para trasladarlas de noche en los llamados «camiones de la muerte» al cementerio de San José, donde eran fusilados. Por esa razón, la asociación reivindica además que la prisión sea reconvertida en Museo de la Memoria Histórica, porque sus muros «guardan mucha amargura, mucha desesperanza, escenas espeluznantes».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí