GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
Artistas de Italia, Portugal, Brasil o España participarán desde mañana en el Festival Siete Soles Siete Lunas que se celebra desde hace seis años en Castril (Granada), una de las 30 ciudades que forman parte de la red cultural tejida por el encuentro, que se desarrolla en diez países del Mediterráneo distintos –en Cabo Verde, Croacia, España, Francia, Grecia, Israel, Italia, Marruecos, Portugal y Brasil–.
El festival cuenta además como bandera de enganche al escritor José Saramago, vinculado a Castril por haber nacido en ella su mujer, Pilar del Río y padrino del encuentro cultural junto a Darío Fo.
La edición de Castril, que vuelve a disfrutar este año de la actuación del cantaor granadino Juan Pinilla, comenzará con la Piccola Banda Ikona, que presentará un espectáculo musical en lengua «sabir» –mezcla de árabe, castellano, portugués e italiano que se hablaba en los puertos mediterráneos–.
Al día siguiente se subirá al escenario el grupo Kamafei, del extremo sur de Italia, que recupera una música que se consideraba curativa para el veneno de las arañas, y el día 14 Cacau Brasil ofrecerá un espectáculo con referencias a los distintos estilos de los ritmos del país brasileño.
El 15, el actor, cantante, músico y compositor siciliano Mario Incudine interpretará las melodías de la isla, y, el día 16, los instrumentos tradicionales de los portugueses Navegante darán por clausurada la edición 2009 del festival en Castril.
El municipio contará además estos días, como ya sucediera el pasado año, con un expositor donde se venderán productos de los países donde se celebran otras ediciones, desde vinos italianos o portugueses, hasta conservas, aceites u objetos decorativos. De Castril, en otros lugares de la red del Siete Soles, se comercializarán aceites y esencias aromáticas.
Todas las actuaciones musicales serán gratuitas y tendrán como escenario el Parque de la Arboleda Perdida de Castril, a las que se sumará la exposición del pintor toscano Giampaolo Talani, autor del gran fresco de la estación de ferrocarril de Santa María Novella en Florencia, que podrá visitarse hasta el 23 de agosto.
El festival nació en 1993 gracias al impulso de un grupo de jóvenes italianos y portugueses, pretendía promover toda la riqueza cultural, artística y gastronómica de las poblaciones que están asociadas a su red (España, Francia, Italia, Grecia, Israel, Brasil, Portugal, Croacia, Cabo Verde y Marruecos), y a las que ahora se suma por primera vez la localidad brasileña de Aquiraz, a través de la ONG brasileña «Tapeira das Artes».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí