GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada acusó hoy al equipo de gobierno (PP) de permitir «de manera arbitraria» la instalación de barras en el centro de la ciudad, en referencia concretamente a la caseta ferial colocada en Plaza Bib-Rambla, incluida dentro de un programa cultural veraniego dirigido, entre otros, a los más pequeños.
Desde hace varios años, tanto en las fiestas del Corpus como en las Cruces, el Ayuntamiento optó por eliminar las barras en los espacios públicos del centro, aduciendo la mala imagen que producían. Para el concejal del PSOE, Isidro Olgoso, estos argumentos «han quedado en saco roto porque ahora permiten la colocación de una caseta en pleno centro sin ningún tipo de pudor y justificación alguna, bajo la premisa de un programa cultura basado en actuaciones de marionetas y música durante todo el mes de agosto».
Olgoso aseguró en un comunicado que su grupo ha recibido numerosas quejas de vecinos y comerciantes de la zona, ya que la carpa mantiene su actividad hasta bien entrada la noche, «situación que genera ruidos molestos que impiden el descanso de los residentes de la zona». El edil señaló, además, que los vecinos consideran un «abuso» y una «fuente innecesaria de ruidos la citada instalación».
«Plaza Bib-Rambla ya está suficientemente ocupada por terrazas como para que también instalen una caseta de feria cuando ni siquiera son las fiestas del barrio», destacó Olgoso, para quien la oferta hostelera «está ya suficientemente representada en la plaza, por lo que esta caseta impide el disfrute de este espacio público en toda su extensión».
La justificación del Ayuntamiento para la instalación de una caseta de feria está sustentada por un programa cultural dedicado a los niños, por lo que, en opinión del grupo socialista, «esta actuación pone de manifiesto la incoherencia del PP, que hace prohibiciones cuando le conviene, para olvidarlas meses después y sustentarlas bajo cualquier excusa».
El socialista reclamó al PP «cordura» a la hora de «prohibir o permitir la ocupación de la vía pública con barras, ya que muchos granadinos están molestos por no disfrutar de ellas en los días grandes de la ciudad. Se trata de una tradición arraigada que ha desaparecido por la incapacidad de los populares de regularla. Su decisión fue cortar por lo sano en vez de encontrar un punto medio que evitara los desmadres».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí