GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)
La Audiencia de Granada ha absuelto a un hombre, que se enfrentaba a una pena de un año y tres meses de cárcel y multa de 700 euros por tráfico de drogas, al entender que las 15 bellotas de hachís que portaba en su bandolera, con un peso de 138,90 gramos, y que le fueron descubiertas tras un cacheo policial, eran para su consumo propio.
En el fallo, al que tuvo acceso Europa Press, el tribunal apunta sus dudas acerca de que el hachís intervenido tuviese como destino el tráfico y, aunque reconoce que el único indicio de ello sería la cantidad que le fue encontrada, «que excede ciertamente el acopio que los consumidores medios suelen hacer», señala que esta circunstancia contrarresta con otras en sentido inverso, «dadas las peculiaridades que concurren en el acusado».
En ese sentido, la Sección Primera de la Audiencia señala que tanto el psicólogo como el psiquiatra que lo trataron pusieron de manifiesto en el juicio oral que el procesado era consumidor habitual de cocaína y hachís y que su situación personal, de frustración por sus limitaciones físicas, su separación, y el no poder hacer frente a las necesidades de su hija por no tener dinero, le han llevado a una situación de tristeza y, tras varios intentos de autolisis, desconfianza en los tratamientos.
Así, como no consta prueba alguna que relacione al procesado, de 32 años, con algún tipo de tráfico, «no puede descartarse que se hubiese desplazado hasta Granada con el propósito de hacer acopio de hachís para consumir durante un mes en su localidad de residencia, Salar».
El tribunal considera probado que sobre las 16,00 horas del 13 de marzo de 2008 varios agentes de la Policía Nacional se personaron en la Plaza de la Caleta de la capital granadina, tras ser requeridos al producirse una pelea entre el hombre ahora absuelto y otra persona. Una vez allí, y tras comprobar que ninguno de los dos intervinientes presentaba lesiones, se procedió a hacerles un cacheo de seguridad, que tuvo como resultado el hallazgo de las 15 bellotas de hachís en la bandolera del acusado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí