GRANADA, 4 (EUROPA PRESS)
La ONCE invirtió en 2008 en Granada casi 18 millones de euros en servicios sociales, empleo, eliminación de barreras y solidaridad con otras discapacidades en la provincia, una cifra que supone un 3,57 por ciento más que en el año anterior, a pesar de que las ventas de cupones y otros productos se redujeron un 4,17 por ciento, según se desprende de la Memoria de la Organización Nacional de Ciegos Españoles correspondiente al ejercicio de 2008, que presentaron hoy en la capital el delegado territorial en Andalucía, Patricio Cárceles, y el director en Granada, Rafael Jiménez.
Asimismo, en época de recesión económica y aumento del paro, la ONCE dio trabajo en Granada durante el pasado año a un total de 1.516 personas (el 81 por ciento de ellas con algún tipo de discapacidad y 102 con puestos estables), un 7,21 por ciento más respecto al 2007, muy por encima de la media andaluza, con un crecimiento del 2,68.
Según precisó Cárceles, la ONCE destinó el año pasado más de 856 millones de euros en España en inversión social, en la que Andalucía se sitúa a la cabeza, con 226,29 millones de euros. Granada invirtió un total de 17,98 millones de euros, consolidando así la ONCE como «el motor de integración y desarrollo social de la provincia», según destacó el delegado territorial.
Cárceles agradeció a los granadinos el apoyo que prestan a la labor social de la ONCE a través de la compra diaria de sus productos de juego. «Decimos que el cupón siempre toca porque más del 90 por ciento de lo que la ONCE ingresa en Granada se reinvierte directamente en la sociedad, bien en forma de premios o en forma de prestación social», afirmó.
Asimismo, reconoció que la ONCE no ha sido ajena a la crisis económica que se ha visto agravada, a su juicio, «por la saturación del mercado de juego, el impacto del juego ilegal, la falta de regulación de los juegos en Internet y a través de plataformas tecnológicas», entre otros factores. No obstante, destacó que, pese al leve descenso, la ONCE ha mantenido su nivel de prestaciones sociales y su solidaridad con el colectivo de la discapacidad y ha cumplido sus compromisos con las administraciones en términos de creación de empleo y formación.
Con respecto a la afiliación, dijo que Andalucía tiene el mayor peso con 15.015 afiliados, contando Granada la ONCE con 1.471 afiliados que representan al 9,83 por ciento de personas ciegas y deficientes visuales de la comunidad. En la provincia hay cerca de 74.000 personas con algún tipo de discapacidad.
El delegado territorial de la ONCE lamentó además que 27 años después de su entrada en vigor, la Ley de Integración Social de los Minusválidos (Lismi) sigue sin cumplirse y que el diez por ciento del talento de este país siga «desaprovechado o infravalorado». «Es demasiado talento para dilapidarlo, tanto en época de bonanzas, como, mucho menos, en tiempos de crisis», señaló.
Por su parte, el director en Granada, Rafael Jiménez, alabó la reinversión de los ingresos de la ONCE en prestaciones sociales y en generación de empleo y explicó que el descenso en las ventas en Granada, que desde 2002 había obtenido buenos resultados, se debe en parte a la mayor incidencia de la crisis en la provincia.
Jiménez, que señaló que de media cada trabajador de la ONCE logra vender unos 453 euros al día en Granada, adelantó que en 2009 las ventas ya se están reduciendo en un 6 o un 7 por ciento, cuando en Andalucía ese descenso apenas supera el 5 por ciento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí