GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
Justo Márquez, el vecino de Almuñécar (Granada) que emprendió esta semana una protesta frente a los juzgados de la localidad por la negativa de su familia a dejarle usar el agua de un estanque de su propiedad, partirá mañana a pie y con una cruz a cuestas hasta el Ministerio de Justicia para reivindicar una solución a su problema.
En declaraciones a Europa Press, Justo informó de que saldrá a las 10,00 horas de mañana desde la puerta de los juzgados de Almuñécar, donde ha permanecido esta semana con la misma cruz de tres metros de longitud que ahora le acompañará en su singular viaje, que –según estimó– le llevará entre 15 y 20 días.
La primera noche hará escala en Motril (Granada) y luego partirá hacia Madrid esperando encontrar gente solidaria que le vaya ofreciendo un lugar en el que pernoctar y asearse.
Este hombre permaneció a principios de julio cinco días en huelga de hambre frente a los juzgados de Almuñécar para exigir ser recibido por la jueza y abandonó la protesta tras lograr su objetivo, especialmente porque la magistrado le «aseguró que su problema se resolvería en unos días», pese a que todas las denuncias que había presentado hasta la fecha habían sido archivadas. Finalmente «la promesa no se ha cumplido».
La polémica radica en que el cuñado de Justo, que está incapacitado mentalmente, es dueño de un cortijo situado en Almuñécar que recibió a raíz de una herencia y que cuenta con un estanque que comparte con otro propiedad colindante, la de su tía.
Según explicó, ella tiene en sus terrenos los accesos de agua y se ha negado a dejarles usar el agua, llegando a denunciarles por este asunto. De este modo, la familia no puede usar el cortijo, que permanece deshabitado desde hace casi un año.
Tras hablar con su abogado, Justo «ha comprendido» que el Juzgado de Almuñécar «no le va a solucionar su problema», por lo que ha decidido emprender una marcha a pie hasta Madrid, a fin de solicitar una entrevista con representantes del Ministerio de Justicia.
«Pedimos que se regularice la situación pues el estanque pertenece a las dos propiedades y ahora mismo, además de no tener acceso a él, tampoco podemos controlar la cantidad de agua que usa mi tía», explicó el afectado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí