GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) en Granada agradeció hoy a la Consejería de Justicia de la Junta que vaya a intervenir en la apertura de la fosa donde supuestamente descansan los restos del poeta Federico García Lorca, el maestro Dióscoro Galindo y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Argollas ya que «acelerará los plazos». Por ello, entregará el proyecto arqueológico que está elaborando directamente a este departamento y no a Cultura como estaba previsto.
En declaraciones a Europa Press, el vicepresidente de la ARMH en Granada, Rafael Gil Bracero, alabó la sensibilidad y el buen hacer de la consejera de Justicia, Begoña Álvarez, que a su juicio «ha recogido el guante» que le arrojó hace unas semanas la consejera de Cultura, Rosa Torres, en Granada, donde dijo que su departamento no era competente para autorizar la exhumación por tratarse de enterramientos contemporáneos y no de una zona arqueológica.
Aunque acogió la noticia con cierto escepticismo, a tenor de los diferentes obstáculos que se ha encontrado la asociación para obtener los permisos necesarios para abrir la fosa, Bracero confió en que la intervención de Justicia «acelere los plazos», de modo que en otoño puedan comenzarse los trabajos.
Por el momento, la asociación pretende continuar con su labor tanto por la vía judicial como por la administrativa, de modo que una vez que obtenga el permiso de la Diputación de la Granada –propietaria de los terrenos entre Víznar y Alfacar (Granada) donde supuestamente se encuentra la fosa– y acabe de elaborar su proyecto lo remitirá directamente a Justicia, al considerar que Cultura «ya ha dejado claro que no va a autorizar nada».
Explicó que la consejera de Justicia le ha confirmado que el protocolo de actuación está muy avanzado, por lo que la asociación prevé adaptar su estudio arqueológico a los parámetros que recoja este documento, que unificará los criterios para la exhumación de fosas en Andalucía.
Bracero consideró que la elaboración de este protocolo de actuación permitirá hacer las exhumaciones de una forma «más rigurosa» y garantizará la privacidad de los trabajos y el respeto a los familiares, de modo que nadie se sienta herido.
Respecto a la posibilidad de que la familia Lorca recurra a la vía judicial para evitar la exhumación, Bracero dijo que se trata de un asunto complejo en el que deben conciliarse los deseos de unos y de otros, si bien consideró que los derechos de las personas que tienen a familiares en fosas comunes deberían prevalecer.
La Consejería de Justicia y Administraciones Públicas ha confirmado a Europa Press que está ultimando en estos momentos el protocolo de actuación que permitirá abrir el próximo otoño la citada fosa.
Lo primero será la adhesión al protocolo sobre exhumaciones del Gobierno central y elaborar un protocolo general propio para proceder a la apertura de este tipo de fosas cuando así lo soliciten los familiares.
En el caso concreto de la fosa de Lorca, la Consejería ya ha iniciado los contactos con la Diputación de Granada, los alcaldes de los municipios donde supuestamente se encuentra la sepultura común, así como con las asociaciones involucradas en este proceso y los familiares afectados.
La Administración autonómica asumirá la dirección de los trabajos y una vez localizados los restos se pondrán inmediatamente a disposición de la autoridad judicial, que será la que tenga finalmente la última palabra sobre el destino que se les dará.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí