GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía de Granada pide una pena de cinco años de prisión para un hombre acusado de estafar unos 133.000 euros a la empresa para la que trabajaba en el área de contabilidad mediante la elaboración de facturas supuestamente falsas de proveedores y comprobantes de pago, sistema con el que supuestamente obtuvo 133.173 euros, de los que ha devuelto 54.000.
Según el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, el acusado comenzó a trabajar en 2003 en el departamento de contabilidad de la empresa, situada en el Padul (Granada) y dedicada a la construcción, y al poco tiempo de estar allí ideó, movido por un ánimo de lucro, un mecanismo para provocar en la entidad desplazamientos patrimoniales de dinero que hizo suyos.
Supuestamente confeccionaba de forma periódica facturas de proveedores y recibos que no iban acompañados del correspondiente albarán, al ser inexistente la prestación del servicio o la entrega de la mercancía.
Seguidamente pasaba la documentación a la contabilidad de la empresa, con la clave de acceso de las cajeras –que había obtenido previamente– a fin de aparentar que éstas la habían revisado.
Acto seguido, pedía a las cajeras de la empresa la entrega del dinero en efectivo de las facturas en cuestión, alegando que él mismo las pagaría al proveedor.
Ellas comprobaban que las facturas figuraban en contabilidad –y así era porque supuestamente las había metido él– y le entregaban el importe. En los casos en que no aparecía contabilizada la factura, las cajeras le pedían el justificante de pago y el acusado se lo entregaba, tras haberlo confeccionado antes, e igualmente recibía el dinero.
Finalmente, en el apartado «recibí» de la factura o del comprobante de pago el acusado estampaba la firma como si fuera el proveedor.
La acusación pública considera que los hechos relatados –que fueron descubiertos en octubre de 2005– son constitutivos de un delito continuado de falsedad en documento mercantil y de otro de estafa, con especial gravedad al aprovecharse de su credibilidad empresarial o profesional.
Por ambos delitos –que se encuentran en una relación de concurso ideal– el fiscal solicita una pena de cinco años de prisión, así como el pago de una multa de 3.000 euros a razón de diez euros al día durante diez meses y una indemnización a la empresa de 73.173 euros.
El juicio está previsto para el próximo 16 de julio en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí