GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)
Un grupo de trabajadores despedidos por la empresa Nevada Motor tras la venta de la misma hace nueve meses se concentraron hoy a las puertas de la entidad para exigir el pago total de las indemnizaciones que les corresponden, una deuda que la factoría ha reconocido y a la que de momento no puede hacer frente.
Los trabajadores estuvieron acompañados durante la concentración por el secretario general del sindicato de Industria de CCOO-Granada, Alfonso Ocaña, que mantuvo una entrevista con el gerente de la entidad para conocer su posición.
Ocaña informó a través de un comunicado que Nevada Motor reconoce la deuda pero asegura que carece de liquidez para afrontar los pagos, por lo que no puede comprometerse a día de hoy a fijar una fecha para abonar las indemnizaciones, asunto que el sindicalista ha trasladado a los trabajadores despedidos.
Todos ellos contaban con una antigúedad en la empresa de entre 15 y 20 años y desde que fueron despedidos tras la venta de la misma hace nueve meses aún no han recibido la totalidad de la indemnización, motivo por el que Ocaña les mostró su apoyo y no descartó iniciar nuevas movilizaciones para instar a la empresa a pagar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí