GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
El Patronato de la Alhambra y Generalife presenta como pieza del mes de julio la safa del bebedor, que representa una tipología cerámica propiamente musulmana donde se muestra una figura masculina danzante vestida a la usanza medieval, portando una copa y una botella de vino.
En el arte musulmán son muy pocos los ejemplos en los que aparecen representaciones figuradas, ya que existe la creencia de que se trata de una prohibición del Corán, pero la verdad es que la única prohibición es la de adorar ídolos, según informó hoy en una nota el Patronato de la Alhambra y el Generalife.
El conjunto monumental de la Alhambra constituye un ejemplo importante en la historia del arte donde aparecen varias representaciones figurativas, desde los famosos leones de la Fuente a las pinturas de la Sala de los Reyes. A través de ellas se puede observar como esa prohibición de la figuración es más una tradición cultural que una prohibición religiosa.
Así, a través de esta pieza se enfrenta una doble problemática, puesto que en una cerámica de factura nazarí aparece una figura bebiendo. No obstante, el Museo de la Alhambra cuenta con más piezas en las que también aparecen representaciones figuradas, lo que demuestra que era algo habitual y sirve para ahondar en el conocimiento de la imagen en el arte musulmán.
Los interesados podrán contemplar esta pieza todos los sábados en la sala VI del Museo de la Alhambra sobre las 12,00 horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí