CASTRIL (GRANADA), 30 (EUROPA PRESS)
La Asociación para la Conservación Piscícola (Acpes) ha presentado una denuncia ante el Juzgado de Huéscar (Granada) por la desecación de un tramo de más de 20 kilómetros del río Castril que a su juicio ha sido provocada por las obras que comente en esa zona la Consejería de Medio Ambiente y que han ocasionado «daños muy importantes a las especies del río».
Este colectivo informó hoy a través de un comunicado que fue el pasado 15 de junio cuando la Agencia Andaluza del Agua limitó el caudal del río Castril desde la presa del Portillo a sólo un tercio del caudal ecológico, lo que provocó «la desecación del río y la muerte de numerosos peces autóctonos de especies protegidas», pese a las advertencias de la asociación.
Acpes puso estos hechos en conocimiento del delegado provincial de Medio Ambiente, Francisco Javier Aragón, «sin que se adoptara ninguna medida para impedir los daños durante días».
Según este colectivo, las obras que se ejecutan por parte de la Junta y que han sido la causa de la desecación del río «no cuentan con los permisos y tramitación que la normativa exige», hechos que ahora tendrá que investigar el juzgado de Huéscar.
La asociación explicó que el tramo afectado es uno de los de mayor interés de la provincia por su biodiversidad y está habitado por varios endemismos autóctonos de peces, así como por macroinvertebrados acuáticos, algunos no descritos aún para la ciencia, además de numerosos anfibios, reptiles y mamíferos asociados al río.
Las especies más afectadas han sido la trucha común «que prácticamente se ha extinguido en el tramo bajo del río», y la boga del Guadiana, así como el barbo gitano, cuya reproducción se ha visto comprometida al perderse las puestas aún no eclosionadas.
Acpes aseguró que la Consejería de Medio Ambiente «está tramitando tres proyectos que destruirán este río y que se basan en mantener como caudal ecológico precisamente el que ha causado la desecación del río».
Se trata, según este colectivo, de la instalación de una central hidroeléctrica, la transformación en regadío de 2.500 hectáreas en Castril y un trasvase a Baza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí