GRANADA, 23 (EUROPA PRESS)
La Audiencia de Granada ha absuelto a un hombre de 44 años que estaba acusado de inducir a la prostitución a una mujer en situación irregular en el local que regenta en Motril (Granada), al entender el tribunal que no empleó la violencia o la intimidación ni se lucró de la actividad de la supuesta víctima.
La Sección Segunda considera probado que en el club la mujer ejerció la prostitución durante dos semanas en el verano de 2006, pero sin ser obligada por el procesado a mantener relaciones sexuales ni acudir al local diariamente. La mujer cobraba por los servicios sexuales a los cliente la cantidad de 54 euros, de los cuales el gerente del local recibía 14, según consta en la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press.
En esta causa habían sido acusados otros tres hombres, todos ellos declarados en rebeldía por no presentarse a la vista oral y a los que no afecta esta resolución.
El tribunal incide en el fallo en que la testigo no se refirió «en ningún caso» al acusado como persona que «sin ejercer intimidación, violencia o coacción sobre ella fuese consciente» de que de que se encontraba sometida a dicha situación por terceras personas para ejercer la prostitución. Incluso a la vista del reparto de ganancias que la propia mujer invocó «resulta discutible» para la Sala apreciar unas condiciones «de aprovechamiento abusivo, exclusivo y excluyente».
El Ministerio Fiscal solicitó en sus conclusiones definitivas la pena de ocho años de prisión y multa de 17.280 euros para el acusado por la posible comisión de cuatro delitos de inducción a la prostitución, mientras que la defensa interesó la libre absolución.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí