GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)
El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), prevé reunirse mañana con los regidores de los 24 municipios del área metropolitana afectados por la vega a fin de abordar un modelo de crecimiento sostenible, una convocatoria que ha suscitado las críticas de la Junta de Andalucía y la Diputación de Granada que consideraron que no está «legitimado» para convocar este tipo de reuniones.
Torres Hurtado explicó en su día que el motivo de esta convocatoria, a la que están llamados municipios como Alhendín, Peligros o Armilla, era hacer un frente común entre todos los regidores para buscar soluciones a las necesidades de expansión urbanística y para abordar de una forma integral las medidas necesarias para mejorar la movilidad.
Explicó que la iniciativa se incluye en su programa electoral de 2007 y ha esperado el momento más oportuno –sin citas electorales a la vista– para plantear este asunto, de modo que el motivo de la convocatoria no fuera «distorsionada» y que las cuestiones «pudieran hablarse desde la lealtad».
Así, pidió a los regidores que se desvistieran de sus ideologías políticas para abordar la reforma del Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana de Granada (Potaug) y aportar soluciones a la Junta de Andalucía.
No obstante, la convocatoria no fue bien recibida por el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, quien consideró que el regidor granadino no está legitimado para liderar este tipo de reuniones y advirtió de que ninguna de las decisiones que se tomen en ese foro serán vinculantes a las actuaciones del gobierno andaluz.
Anunció además su intención de convocar «próximamente» a los 32 alcaldes del cinturón para tratar asuntos relacionados con la protección de la vega, la movilidad e incluso –como dijo horas después el delegado del gobierno andaluz en Granada, Jesús Huertas,– estudiar la posible ampliación del número de municipios que componen en la actualidad el área metropolitana.
En este contexto, algunos sectores del PP acusaron al PSOE de haber dado órdenes a sus regidores para que no acudieran a la reunión, algo que fue negado por los dirigentes socialistas, incluido el presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler que achacó la convocatoria a una «conveniencia política».
Esta semana el presidente de la institución supramunicipal instó a Torres Hurtado a no culpar a ningún partido en caso de que haya regidores del área metropolitana que no acudan a la reunión que ha convocado para el próximo lunes, pues se lo «ha ganado a pulso».
Defendió la autonomía de las entidades locales y sus representantes públicos y dudó de la credibilidad que pueda inspirar Torres Hurtado entre los regidores del área metropolitana cuando –dijo– «no ha hecho absolutamente nada» para solucionar los asuntos que les afectan.
Se refirió concretamente a las reticencias mostradas por el regidor para que la Feria de Muestras de Armilla (Granada) sea ampliada, así como a su intención de cobrar un canon por el servicio de extinción de incendios o la falta de iniciativas para solucionar desde la capital «los problemas del consorcio del taxi».
A juicio del máximo representante de la Diputación granadina, el hecho de que se aluda a la posibilidad de que el PSOE haya dado instrucciones a sus regidores del área metropolitana para que no acudan a la reunión, que se celebrará en el salón de la ONCE, es «una manera de asumir que los alcaldes populares actúan a las órdenes del PP».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí