GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)
Las medidas puestas en marcha por el Ayuntamiento de Granada para afrontar la crisis y la reunión convocada por el alcalde, José Torres Hurtado (PP), con los municipios del área metropolitana centraron el debate del estado de la ciudad celebrado hoy en pleno extraordinario.
Durante su intervención, Torres Hurtado aludió a la «grave» crisis que atraviesa la economía y exigió, a tenor de la disminución de ingresos que registran las entidades locales, el incremento de la financiación local y la creación de un fondo municipal de garantía de los servicios públicos.
En este contexto, apostó por impulsar políticas sociales para apoyar especialmente a las familias granadinas afectadas por la recesión económica, destacando como una prioridad del presente mandato «el fomento del empleo, la formación y los programas sociales».
«Trabajamos y lo vamos a seguir haciendo, para que Granada siga contando con unos servicios sociales cercanos, solidarios, de mayor calidad y mejor distribuidos», añadió.
El regidor hizo especial hincapié en las actuaciones urbanísticas realizadas este año en cada uno de los barrios de la ciudad, todas ellas –dijo– a propuesta de los vecinos, y tras destacar los distintos desafíos emprendidos por cada una de las concejalías, propuso al pleno el inicio de un debate político y social sobre el futuro del área metropolitana.
Aseguró que uno de los objetivos que pretende conseguir con la reunión que ha convocado con los alcaldes del área metropolitana para el próximo lunes es abordar proyectos y soluciones conjuntas ante futuros retos como la celebración de la Universiada de Invierno o el Milenio.
Finalizó su intervención refiriéndose «a la unión de todos, al margen de colores políticos» y a la lealtad institucional como pilares que permitirán unir fuerzas para sacar adelante los desafíos «ambiciosos» que Granada necesita.
Por su parte, la portavoz del grupo municipal socialista, Carmen García Raya, ha criticado la falta de medidas puestas en marcha por el equipo de gobierno para afrontar la crisis, lo que a su juicio demuestra que «no tiene estrategia, ni política ni económica, para la ciudad».
Lamentó que en el presupuesto de 2009 se haya recogido una bajada del 50 por ciento en las inversiones públicas municipales y que se hayan dejado sin ejecutar cerca de 200 millones de euros presupuestados en los dos últimos años de mandato.
Por otra parte, García Raya consideró que «el gran momento de esplendor de la política de gestos vacíos del PP» ha sido la reciente reunión convocada por el alcalde con los regidores del área metropolitana y le acusó de llevar seis años gobernando «en contra de todo lo que haya tenido que ver con estos municipios».
Se quejó además de la inexistencia de una programación cultural fija de calidad, que tenga «un presupuesto suficiente y con implicación social» y señaló que se puede incluso perder el patrimonio de la ciudad, que «está en venta, o mal cuidado, o mal gestionado».
Por su parte, la portavoz del grupo municipal de IU, Lola Ruiz, consideró que detrás de la reunión metropolitana está la intención del alcalde de ubicar el ferial en la vega, para la que pidió su defensa.
Acusó al equipo de gobierno de «lapidar» el dinero procedente del Fondo Estatal de Inversión Local y del Plan Proteja de la Junta de Andalucía, ya que apenas se han desarrollado mejoras en los barrios y sí en las calles del centro pese a que «no era una prioridad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí