GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
El alcalde de Puebla de Don Fabrique (Granada), Jesús Almurrio, y un policía local de la localidad han declarado en calidad de imputados en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Huéscar por un supuesto delito de maltrato animal después de que el segundo matara de un disparo a un perro que se encontraba durmiendo en la calle.
Los hechos sucedieron en la tarde del pasado 12 de mayo dentro del casco urbano del municipio y cuando el agente se encontraba de servicio, según se desprende del atestado elaborado por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), al que tuvo acceso Europa Press.
El agente indicó a la Guardia Civil que, tras recoger en su casa una carabina calibre 22 que tiene en propiedad, se encontró en la calle a un perro de raza pekinés y «efectuó un disparo en su cabeza que le provocó la muerte», actuación motivada porque el animal había «protagonizado varios ataques a ganado y a personas», de lo que no existe ninguna denuncia, según añade el Seprona en el informe.
El policía Local explicó que tenía órdenes directas del alcalde de que se «eliminase o capturase» a los animales responsables de estos episodios y como no podía capturarlo decidió eliminarlo con su arma.
La persona responsable del perro indicó a los agentes que «vio como el policía local sacó una carabina del vehículo oficial» y tras dispararlo «lo tiró a un contenedor», tras lo que el propietario lo recogió y llevó al veterinario, para después congelarlo en una cámara frigorífica a modo de prueba para añadirla a su denuncia.
El Seprona indica en sus conclusiones que el policía local «hizo un uso desproporcionado» del arma de fuego, ya que «no era tan imprescindible ni necesario matar a un perro de 4 kilogramos por temor a ataques a personas», puesto que «no se ha dado ningún tipo de alarma social».
El Seprona remitió el citado informe al Juzgado de Instrucción de Huéscar, que abrió diligencias y llamó ayer a declarar al regidor y al agente en calidad de imputados, como consta en la cedula de citación a la que tuvo acceso Europa Press.
La Asociación El Refugio está personado como acusación en el procedimiento abierto y su presidente, Nacho Paunero, aseguró hoy en declaraciones a los periodistas que usará todos los medios legales a su alcance «para que se depuren responsabilidades penales, civiles y administrativas contra el regidor y el agente».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí