La Audiencia no ha resuelto aún si repetir el paro que secundó el pasado 18-F, aunque los ánimos están «más calmados»
GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
Los jueces unipersonales de Granada se reunirán el próximo día 19 de junio para decidir su postura ante la huelga convocada para el próximo 26 y valorar los logros alcanzados desde la pasada jornada de paros y la marcha de las negociaciones con el Ministerio de Justicia.
Así lo señaló el recién elegido juez decano de Granada, Francisco Sánchez Gálvez, quien precisó que «lo importante» no es que se vaya o no a la huelga sino «que se tome conciencia de las motivaciones que llevaron a plantear ese medio extremo y excepcional de presión».
En una entrevista concedida a Europa Press, consideró que el 18-F supuso que socialmente se vieran esos motivos como «justificados», y que se tuviera consciencia de que hay que articular medidas «encaminadas a establecer una carga razonable de trabajo que pueda ser equiparable a la responsabilidad que se nos exige».
Así, aunque dijo haber constatado que ha habido un cambio de posiciones en la Administración, precisó que los jueces no tienen ni deben que personalizar en quién sea el ministro, si bien ahora «existe un ambiente de negociación».
En similar sentido se pronunció el presidente de la Audiencia Provincial, José Requena, quien consideró que los ánimos se han «calmado» desde la última jornada de paro de los magistrados granadinos, que se concentraron el 18-F a las puertas de la Real Chancillería.
El nombramiento de Francisco Caamaño como titular de Justicia y el nuevo Consejo General del Poder Judicial están «alimentando nuevas esperanzas», que han «apaciguado muchas susceptibilidades e irritaciones», señaló el presidente a Europa Press.
Requena se refirió en este sentido al «caso Mari Luz» y recordó la «injerencia importante» por parte del Gobierno «diciendo a determinado órgano judicial cómo debía perseguir el fallo judicial». «Por muy lamentables que sean los fallos judiciales es imposible llegar a riesgo cero, por eso, en el fondo, en el cuadro de reivindicaciones se incluye mejorar las condiciones, porque no podemos asumir más responsabilidades de las que tenemos ya», sostuvo.
La Audiencia no ha tomado aún ninguna decisión sobre qué hacer el próximo 26 de junio, y si mantener el margen de confianza que se le ha dado al Consejo y a las Administraciones para que se logren ciertas mejoras en la justicia, como un aumento de planta, racionalización de la ratio con la población y equipararlo a la de otros países europeos, o un mejor control de los penados.
«A los jueces no nos gusta ir a la huelga y la mayoría no somos partidarios de ella. Además somos conscientes de las responsabilidades que tenemos de la dejación de funciones que supone para un poder del Estado», mantuvo el presidente de la Audiencia, que agregó además que sigue existiendo la misma «incertidumbre» en cuanto a ese derecho, que no ha aclarado el Consejo.
Las cuatro principales asociaciones de jueces se reunirán el próximo lunes a partir de la 12,00 horas con el Ministerio de Justicia que dirige Francisco Caamaño en la primera de las dos reuniones claves que mantendrán ambas partes con vistas a la jornada de huelga anunciada por los magistrados para el próximo 26 de junio en demanda de mayores inversiones en la Administración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí