Acusa al alcalde del municipio de tener una «actitud prevaricadora» al «mirar para otro lado»
GRANADA, 03 (EUROPA PRESS)
El PSOE de Granada acusó hoy al concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Cuevas del Campo (Granada), Francisco Daniel Jiménez, de construirse un chalé de dos plantas en suelo protegido, donde sólo tenía autorización para construir una nave agrícola y pese a los informes desfavorables del secretario municipal y la Junta de Andalucía.
La portavoz y secretaria general del PSOE en el municipio, Olga Manzano, explicó en rueda de prensa que fue en enero de 2006 cuando el edil obtuvo una licencia para construir una nave de 30 metros cuadrados, aunque meses después el arquitecto municipal «comprobó» que tenía 44 metros cuadrados, un porche trasero y una barbacoa de obra que no se correspondían con el permiso que le había sido concedido.
Ante esta situación el Ayuntamiento, entonces gobernado por el PSOE, ordenó la paralización de la obra pero–según aseguró Manzano– el edil continuó con los trabajos y modificó el proyecto a fin de obtener una nueva licencia, aunque en esta ocasión para construir una vivienda rural ligada a la explotación agrícola.
«Lo pidió así con la excusa de salvaguardar los productos que se derivan de la cosecha pero volvió a recibir el informe desfavorable de la Delegación de Vivienda y Ordenación del Territorio por incumplir las distancias mínimas con otros anejos», entre otros asuntos, detalló la socialista.
Aseguró que la vivienda «no tiene nada que ver con una casa rural», puesto que tiene tres dormitorios, salón, cocina, baño y una terraza, y se preguntó «dónde va a meter» los aperos de labranza o el tractor para el que estaba destinado el proyecto inicial.
Manzano acusó al alcalde de Cuevas del Campo, Ramón Mancebo (PP) de mantener una actitud «prevaricadora», puesto que –aseguró– «conoce la situación y está mirando para otro lado».
Los socialistas solicitaron a Mancebo que celebre un pleno extraordinario para tratar este asunto y exigió la dimisión del edil de Urbanismo, o en su defecto su cese porque «no es ético ni moral que quien tiene que dar ejemplo y hacer cumplir las normas urbanísticas tenga este comportamiento». Por su parte, la secretaria de Organización del PSOE provincial, Mercedes González, no descartó que su partido acuda a la Fiscalía por este asunto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí