GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil detuvo en la madrugada de hoy en Peligros (Granada) a una pareja de jóvenes a los que sorprendió juntos a pesar de tener una orden de alejamiento mutua dictada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Granada, como presuntos autores de un delito de quebrantamiento de condena.
Fue sobre las 1,15 horas, en la urbanización Fonseca de Peligros, cuando una patrulla vio un vehículo semioculto ocupado por dos personas que, por la hora que era, levantaron sospechas en los agentes, que decidieron identificarlas.
Al ver llegar a los guardias civiles, un chico se bajó del vehículo rápidamente y se identificó como F.A.S.J., vecino de Peligros, de 25 años. Los guardias civiles consultaron las bases de datos y comprobaron que tenía en vigor una orden de alejamiento contra su ex pareja dictada por un juzgado de Violencia sobre la Mujer, según informó el Instituto Armado en una nota.
Cuando identificaron a la mujer, los agentes se encontraron con la dificultad de que no llevaba ninguna documentación encima y de que mentía al dar su nombre, mentira que también apoyaba su compañero. Sin embargo, cuando finalmente consiguieron identificarla de manera fehaciente como S.G.S., vecina de Maracena, de 19 años, comprobaron que era la mujer de la que el primer detenido tenía que mantenerse alejado, y también que sobre ella había una orden judicial que le impedía acercarse a este último.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí