MADRID, 26 (EUROPA PRESS)
La Jefatura Provincial de Tráfico de Granada multó a una ciudadana de Calamonte (Badajoz) por estacionar su coche dentro de una carretera interurbana cerca del Pico Veleta, en Granada, si bien, después se demostró que la mujer nunca había estado allí.
La incidencia está recogida en el Informe Anual de 2008 del Defensor del Pueblo, al que tuvo acceso Europa Press, y en el que se señala que, a pesar de que la Dirección General de Tráfico anuló la sanción al demostrarse que había un error en la matrícula del vehículo objeto de la denuncia, no lo hizo por este motivo, sino por la prescripción de la multa.
Los hechos se remontan al día en el que esta ciudadana pacense fue denunciada por agentes de tráfico por estacionar su vehículo dentro de una calzada en una vía interurbana en las cercanías de la montaña granadina. La mujer se identificó como conductora habitual del vehículo pero alegó que nunca había estado en el lugar de los hechos y aseguró que se trataba de un error que podría deberse a una mala anotación del número de la matrícula del coche.
En su defensa, la supuesta infractora aportó una factura de una estación de servicio del día en el que le fue impuesta la multa que demostraba que se encontraba en Calamonte pero sus alegaciones no fueron tenidas en cuenta.
Así las cosas, la mujer presentó una queja ante la oficina del Defensor del Pueblo y tras la investigación de esta institución, la Dirección General de Tráfico anuló la sanción pero, paradójicamente no lo hizo por la cuestión que había motivado la denuncia y la posterior investigación, sino por la prescripción de la multa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí