Blanco anuncia que el tramo de la A-7 La Herradura-Taramay estará listo a finales del mes de julio
ÓRGIVA (GRANADA), 21 (EUROPA PRESS)
El ministro de Fomento, José Blanco, abrió hoy el tramo de la A-44 Ízbor-Vélez de Banaudalla, el último que quedaba pendiente para conectar por autovía Granada con Motril, una vía que pasará a denominarse «Autovía de la Costa Tropical» y que ha sufrido numerosos retrasos por diversas complicaciones técnicas desde que comenzara a tramitarse hace veinte años.
En la puesta en servicio de este tramo, a la que acudieron además el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, la consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, o los alcaldes de Motril y Almuñécar, Carlos Rojas y Juan Carlos Benavides, Blanco dijo ser «plenamente consciente de lo esperado del momento».
En un acto que ha sido el primero en el que interviene en Andalucía como ministro, incidió además en que el tramo abierto desde hoy es uno «de los más complejos y espectaculares» de toda la red de carreteras del estado. Muestra de ello, según señaló, es que sus sólo diez kilómetros hayan requerido una inversión de más de 142 millones de euros.
Las dificultades geotécnicas de un trazado que discurre entre los márgenes de los ríos Ízbor y Gualdalfeo, con dos enlaces y seis viaductos de gran complejidad (en especial el de Rules), han tenido como consecuencia que el coste medio de cada uno de sus kilómetros haya alcanzado la cifra de 14 millones de euros, equiparable al coste de un kilómetro de alta velocidad, explicó el ministro, que reiteró así que la A-44 ha sido una «gran obra de ingeniería civil no exenta de complicaciones».
Con la conexión completa entre Granada y Bailén «a partir de hoy se acabaron los atascos hacia la costa», señaló Blanco, para quien la nueva infraestructura abre una «nueva posibilidad de movilidad para Granada y Jaén», que supondrá además la mejora de las entradas y salidas de mercancías y pasajeros desde la costa, reducirá el tiempo de viaje y mayor seguridad vial.
También se refirió el ministro a la Autovía del Mediterráneo, la A-7, y aseguró que el tramo previsto entre La Herradura y Taramay estará finalizado para finales del mes de julio, y que la autovía española de mayor longitud a la que pertenece, la Algeciras-Barcelona, estará lista en esta legislatura.
Asimismo, aseguró que el centro de control de túneles ubicado en el enlace de La Herradura se abrirá en el mes de septiembre. Con una inversión de más de 12 millones de euros, gestionará todos los túneles situados en la A-7 y la N-340 y, en el límite con la provincia de Málaga, en el cruce con la A-44.
«Hoy culminamos una obra que marcará un antes y un después, que supondrá el disfrute de la costa con la seguridad y comodidad de una autovía sin atascos, ni retenciones ni desvíos por la Alpujarra. Hoy hemos acercado la playa a Granada y mañana les aseguro que seguiremos avanzando con fuerza y determinación con el propósito de dotar a una sociedad moderna como la andaluza de todas las infraestructuras necesarias para su desarrollo y su crecimiento, y además lo vamos a hacer en concertación con los ayuntamientos y con la Junta de Andalucía», agregó.
El ministro fue recibido a su llegada por un grupo de moteros que, entre gritos y pitadas, se quejaron de los guardarraíles de la autovía, y portaron carteles que rezaban «Made in Spain. Caro. Tarde y mal».
DATOS DEL TRAMO ABIERTO HOY
El tramo puesto en servicio hoy tiene su origen en el punto kilométrico 166,5 de la A-44, al norte de Ízbor, sigue el valle del río Ízbor rodeando el embalse de Rules por el margen este y finaliza al noreste de Vélez de Benaudalla, en un enlace con la A-346 a través de la cual se accede a la N-323. Los municipios por donde transcurre son El Pinar, Lanjarón, Órgiva y Vélez de Benaudalla.
Por las características del terreno ha sido necesaria la ejecución de grandes desmontes y terraplenes, con 5,34 millones de metros cúbicos de excavación y 2,72 millones de metros cúbicos de relleno. Asimismo, al apoyarse el trazado en laderas geológicamente activas, relacionadas con importantes deslizamientos, son destacables las medidas adoptadas de estabilización geotécncias, implantadas en el 80 por ciento de los taludes de la obra.
Los elementos más característicos del tramo son los seis viaductos que suman una longitud de 2,7 kilómetros, es decir, más del 25 por ciento del tronco de la autovía discurre sobre valles, barrancos, ríos y el embalse de Rules.
La obra, realizada por la empresa Acciona, incluye además dos enlaces, el de Ízbor, en el pk 1,000, tipo diamante con glorietas, y el de Vélez de Benaudalla, en el pk 9,400.
Es «un éxito de todos y para todos» según concluyó el ministro, que agradeció el «empeño» de los trabajadores en la infraestructura, que ha llevado «probablemente mucho tiempo y también mucho esfuerzo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí