GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)
La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, calificó hoy como un «atentado contra la salud pública» las declaraciones de esta semana del arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, en las que aseguraba, a través de un artículo, que el uso «masivo» del preservativo no ha detenido el Sida en África, sino que «lo ha propagado».
En declaraciones a los periodistas en Granada, donde asistió a la Conferencia Sectorial sobre Europa organizada por el PSOE-A, consideró una «auténtica irresponsabilidad» las palabras del prelado, teniendo en cuenta que «millones de personas están muriendo infectadas por esta gravísima enfermedad, muchas de ellas sin acceso a medicamentos en África».
Son afirmaciones «que no se pueden permitir», sobre todo porque proceden de una persona «que tiene una altura moral pública», y que van «en contra radicalmente de todas las recomendaciones que hacemos a nivel internacional. Hemos hecho campañas para reducir el contagio del Sida y no se puede permitir que se hagan este tipo de declaraciones que atentan contra la salud pública».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí