GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
La Junta de Personal Docente de Granada mostró hoy «su total apoyo» al profesor de un instituto de la capital que ha sido denunciado por un alumno por una supuesta agresión, al considerar que su actuación fue «correcta» y dirigida a evitar una acción «inadecuada» por parte del menor.
Esta valoración se produce después de que los padres del alumno, de 17 años, denunciaran ante los tribunales que el docente «cogió a su hijo de una oreja y le empujó contra la pared y luego «contra el pupitre» para finalmente expulsarlo de clase, una versión que se contradice con la del director del centro, Ricardo Santos, quien aseguró en declaraciones a Europa Press que sólo «le puso la mano en el hombro y lo desplazó hacia un lado».
Ambas partes coinciden en señalar que los hechos se produjeron cuando el joven se incorporó al aula junto al resto de sus compañeros tras hacer gimnasia. Unas alumnas se quejaron del mal olor que desprendían los adolescentes por el ejercicio y comenzaron a echar colonia. El joven también sacó un bote y «roció al profesor», según explicó Santos, aunque el menor mantiene que lo echó al aire.
La Junta de Personal Docente de Granada negó a través de un comunicado que «haya existido una agresión», ya que el profesor actuó para evitar una actitud inadecuada del alumno «que atentaba física y psíquicamente contra el docente».
La entidad defendió la trayectoria «impecable» del profesor, una visión que –añade la nota– también comparten el alumnado y el resto de los profesores, de acuerdo a «los apoyos espontáneos que se han producido a lo largo de esta mañana».
La junta de docentes advirtió además de que la actuación de los padres debe ir coordinada con la del profesorado «para llevar a buen fin la formación del alumnado».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí