TREVÉLEZ (GRANADA), 14 (EUROPA PRESS)
El presidente de la Asociación de Jamoneros de Trevélez, Francisco Álvarez, consideró hoy que el veto ruso «no tiene ningún sentido ni fundamento científico» y dijo tener la esperanza de que este asunto se resuelva pronto a fin de que el sector no resulte perjudicado.
Álvarez efectuó estas declaraciones en el marco de la visita que el presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler, y el delegado del gobierno andaluz en Granada, Jesús Huertas, efectuaron al municipio de Trevélez para reunirse con los productores y conocer la situación actual del sector después de que Rusia haya puesto en cuestión las garantías sanitarias del mismo.
El presidente de la Asociación de Trevélez explicó que está manteniendo conversaciones con este país para que «entiendan que el veto no tiene ningún sentido», ya que de lo contrario el sector «lo va a sentir».
Aseguró que por el momento los productores de jamones en Trevélez «están aguantando bien la crisis porque sus precios han sido siempre razonables, mientras que los ibéricos –que eran más caros– lo llevan peor».
Por su parte, el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Jamón de Trevélez, Gabriel Martín, explicó que las tres características básicas que diferencian al jamón de Trevélez de otros son su larga curación –entre 20 y 24 meses de tratamiento natural–; su bajo contenido en sal y la absoluta ausencia de aditivos, además de lo que aporta el microclima y el frío sostenido todo el año que existe en Trevélez, ubicado en el Parque Nacional de Sierra Nevada.
Relató que en el extranjero «no está tan marcado el valor del ibérico frente al jamón blanco, por eso allí es donde más mercado potencial tiene este sector». No obstante, dijo que, a pesar de su calidad, el reconocimiento a este jamón se da más fuera que dentro de las fronteras españolas, por lo que destacó la necesidad de incrementar su promoción.
En estos momentos países como Alemania, Francia, Suiza, Inglaterra, Japón, Bélgica, Austria, Suecia, Rusia, Portugal o Australia son destinatarios preferentes del afamado jamón granadino. De hecho, el crecimiento medio de la exportación al extranjero que se viene dando en los últimos alcanza del ya 25 por ciento.
El Consejo Regulador pone en el mercado un total de 300.000 piezas al año de este valorado producto, si bien en la zona de Trevélez se produce más de un millón de piezas anuales.
Unas 20 empresas, todas ellas familiares, viven de este negocio y generan uno 150 empleos directos y una facturación que puede llegar hasta los 35 millones de euros al año.
En el marzo del negocio jamonero de la zona existe una sociedad comercializadora de Jamón de Trevélez que agrupa a diez empresas productoras que venden bajo la marca conjunta «Tradición 1862», incluida en uno de los planes sectoriales que realiza la empresa de comercio exterior de la Junta de Andalucía, Extenda.
Además, los jamoneros de Trevélez mantienen un laboratorio acreditado nacional de cuyas características sólo hay tres en España y está investigando nuevas formas de presentación y cortado y en general todo tipo de elementos de diferenciación del producto que ayuden a su comercialización e incremento de calidad.
El presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, aseguró que la institución provincial tiene «un empeño de promoción permanente» y recordó que en las promociones que realiza el Patronato de Turismo siempre está presente el Jamón de Trevélez, a fin de asociar la imagen de Granada con una marca de reconocido prestigio y un producto de primera calidad propio de la provincia.
Por su parte, el delegado del Gobierno andaluz en Granada, Jesús Huertas, indicó que la aportación de la Junta a la promoción de este producto el año pasado alcanzó los 180.000 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí