GRANADA, 4 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha rescatado en el Barranco de San Juan, en Sierra Nevada, a un joven montañero alicantino de 18 años que se había perdido que se encontraba exhausto, hambriento y muerto de frío.
El mismo senderista fue el que avisó a los agentes mediante una llamada sobre las 22,30 horas del pasado sábado, en la que alertó de que se encontraba en la parte baja del barranco, en el término municipal de Gúéjar Sierra (Granada), y en la que solicitaba que se informara a sus padres, que se encontraban en la Vereda de la Estrella esperándolo, de que se le había hecho de noche en el descenso y que tardaría bastante en llegar, ya que caminaba a oscuras, informó el Instituto Armado en una nota.
La Guardia Civil se puso después en contacto con el senderista para informarle de que sus padres ya sabían que tardaría en llegar, y para preguntarle si necesitaba ayuda, a lo que el joven contestó que temía sufrir un accidente ya que carecía de medios para alumbrarse y apenas si veía dónde ponía los pies. La Guardia Civil le aconsejó que se dirigiera a un refugio próximo y que esperase a que una patrulla lo rescatase.
La patrulla intentó llegar hasta donde se encontraba este joven alicantino, pero la nieve les impidió avanzar, por lo que, sobre las 1,00 horas de ayer, fue necesario movilizar al Servicio de Montaña de la Comandancia de Granada para poder auxiliarle.
Dos agentes del Servicio de Montaña se dirigieron a la zona y encontraron al joven sobre las 5,45 horas en una zona muy escarpada próxima al refugio del Hornillo, le dieron comida, agua y abrigo, y cuando se recuperó un poco se pusieron en camino hasta la zona de las Canteras de Gúéjar Sierra, en donde un coche de la Guardia Civil lo recogió para trasladarlo hasta donde esperaban sus padres. Como durante la travesía tuvieron que sortear a pie terreno muy abrupto, el rescate se prolongó hasta las 10,00 horas de ayer domingo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí