GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
Los dos heridos de la explosión registrada el pasado miércoles en una vivienda del barrio de Cartuja, en Granada capital, han pasado ya al área de planta dada la evolución favorable de su estado de salud, si bien como se ha informado el hombre de 62 que sufre quemaduras en el 12 por ciento de su cuerpo y estaba manipulando una bombona de gas butano en el momento de la explosión está bajo custodia policial en calidad de detenido como supuesto autor de un delito de homicidio imprudente.
Fuentes sanitarias informaron a Europa Press de que ambos heridos, supervivientes de esta deflagración que se cobró como víctima mortal al padre de la joven, han pasado al área de planta en el hospital de Traumatología de Granada, porque su evolución es «favorable». El más grave de los dos heridos es el hombre de 62 años detenido como supuesto autor de un delito de homicidio imprudente al haber manipulado la bombona de gas butano que habría causado la explosión.
Este sujeto presenta quemaduras de segundo y tercer grado en el 12 por ciento de su cuerpo, en tórax y su rostro, y un traumatismo facial que le ha provocado la pérdida de varios dientes. La mujer de 28 años también herida en el siniestro, hija de la víctima mortal de la deflagración, sufre una fractura de fémur y requirió de intervención quirúrgica.
La explosión se produjo sobre las 9,00 horas en el interior de una vivienda situada en la esquina de las calles García Morato con Cardenal Parrado de la capital, aunque la onda expansiva ha provocado daños en los inmuebles cercanos, tanto frontales como laterales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí