GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)
El parado granadino Santiago Cortés cumplió hoy 19 días en huelga de hambre sin que el banco le haya ofrecido aún una solución para evitar que pierda su casa, cuya hipoteca no ha podido afrontar desde hace casi un año.
En declaraciones a Europa Press, Cortés lamentó que haya pasado casi una semana desde que su abogado se pusiera en contacto con Caixa Galicia, la entidad bancaria a la que debe abonar los más de 14.000 euros que debe su hipoteca, y que aún no «haya recibido ninguna respuesta», ya que, recordó «el tiempo va en su contra».
Relató que su abogado ha pedido a la entidad bancaria un margen de carencia de unos dos años, de modo que pueda pagar una cuota de 300 euros al mes y el resto de la deuda se añada a la cuantía de la hipoteca, lo que le daría más tiempo para pagarla. Por el momento, la entidad no se ha pronunciado.
Aseguró que «se encuentra muy débil», pues su alimentación se basa en agua con sales minerales, aunque continuará encerrado en la parroquia del barrio Casería de Montijo de la capital –donde está llevando a cabo la huelga de hambre»– hasta encontrar una solución a su problema y al de «miles de familias granadinas».
Cortés, casado y padre de cuatro niñas menores de edad, perdió su puesto de trabajo en el sector de la construcción hace casi un año y sobrevive en la actualidad con los 420 euros que percibe de subsidio.
Desde que iniciara la huelga de hambre, ha contado con numerosas muestras de solidaridad de los ciudadanos. De hecho, hace unas semanas recibió una transferencia de 3.000 euros por parte de un jubilado malagueño que trató de este modo que no perdiera su casa, aunque «este dinero no fue suficiente».
La Asociación de Parados de Casería de Montijo, de la que Cortés es presidente, ha convocado una concentración para el próximo miércoles a las puertas de la Subdelegación del Gobierno para denunciar esta situación y la de los integrantes de la entidad, que en su mayoría son parados del sector de la construcción.
OTRA VERSIÓN
Por su parte, CXG Crédito familiar, dependiente de Caixa Galicia, indicó en su día que Cortés lleva sin pagar la hipoteca desde septiembre de 2007. Aseguró que la pidió en julio de ese año, abonó el primer mes, el segundo ya lo hizo con recargo y desde septiembre «no pagó ningún recibo más».
CXG intentó entonces ponerse en contacto con Cortés y, después de varios intentos, consiguió una reunión con el desempleado en octubre de 2008 en la que le propusieron que pagara 3.000 euros para paralizar el procedimiento judicial que ya se había puesto en marcha, y también «se le dio la opción de permanecer en la vivienda en régimen de alquiler», propuestas que no consiguieron prosperar.
Posteriormente la entidad intentó de nuevo retomar la renegociación pero Cortés permanecía «ilocalizable», por lo que se ha llegado a la situación actual por lo «insostenible» del impago.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí