GRANADA, 25 (EUROPA PRESS)
Los sindicatos y la patronal de hostelería de Granada comienzan a acercar posturas en la negociación del convenio colectivo del sector tras casi dos meses de reuniones, siendo la definición de las categorías profesionales y la regulación de la subcontratación de empresas externas algunos de los puntos en los que se «empieza a ver un poco de luz».
Fue el pasado 10 de marzo cuando las partes fijaron en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos (Sercla) un calendario de reuniones para consensuar el documento que regirá las relaciones laborales entre la patronal y unos 16.000 trabajadores de toda la provincia. El acuerdo se fraguó bajo la amenaza de una huelga en el sector de la hostelería para Semana Santa que finalmente no llegó a materializarse.
El secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de UGT en Granada, Juan Chica, explicó a Europa Press que el asunto «va avanzado, aunque no tan rápido como a los sindicatos le gustaría». No obstante, valoró la disposición a negociar mostrada por la patronal, representada por la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo.
Explicó que uno de los asuntos que más preocupan a su sindicato es regular la subcontratación de empresas externas, una situación que afecta en mayor medida al sector de hospedaje, cuyos empleados «están explotados» y «no trabajan en las condiciones que estipula el convenio».
Así, los sindicatos han presentado una propuesta a la patronal para regular esta situación, de modo que «este sector tan grande», compuesto por camareras de piso, recepción, cocina, y restauración entre otros, no queden fuera del convenio y sean contratados por la empresa titular.
«La patronal también tendrá que presentarnos ahora su oferta respecto a este tema y tendremos que llegar a un consenso», comentó Chica, quien indicó que por el momento no se ha tocado «apenas» el asunto de las subidas salariales a la espera de concretar las cuestiones antes citadas.
En las pocas conversaciones mantenidas sobre este asunto la patronal ha apuntado a una subida en torno al IPC, sobre un 2 por ciento, mientras que los sindicatos han pedido «un poco más», sin embargo UGT pretende cerrar esta semana un acuerdo en lo referente a las categorías profesionales y, posteriormente, abordar la regulación de las subcontratas antes de comenzar a negociar las cuestiones económicas.
«Todos tendremos que ceder un poco», matizó el sindicalista, quien indicó que ninguna de las partes se ha fijado un plazo para cerrar las negociaciones, que se mantendrán cada jueves hasta definir por completo el convenio colectivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí