GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
La Audiencia de Granada ha ordenado el internamiento en un centro psiquiátrico penitenciario por un máximo de 14 años del hombre de 31 años que apuñaló el 22 de junio de 2007 con un cuchillo jamonero a una mujer a la que no conocía, que caminaba por la calle Alondra de la capital granadina empujando el carrito con su hija pequeña.
La Sala absuelve al procesado del delito de asesinato en grado de tentativa del que estaba acusado, contemplando la eximente completa de enajenación mental, puesto que, según concluye el tribunal, en el momento de los hechos estaba bajo un brote de alucinosis con anulación completa de su capacidad volitiva, según consta en la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia Provincial, a la que tuvo acceso Europa Press.
En ese sentido y dada la «peligrosidad» del inculpado, tanto para él como para terceros, se considera como medida «adecuada» su internamiento en régimen cerrado, en el centro psiquiátrico penitenciario, del que no podrá salir sin autorización del tribunal.
Se considera probado que el 22 de junio de 2007, sobre las 20,30 horas, cuando la mujer paseaba por la calle Alondra empujando el carrito de su bebé, se le acercó por detrás y de forma «imprevista» Jorge D.M., que ya se declaró culpable el día del juicio, el pasado 6 de marzo.
Agarrándola fuertemente por el pelo y valiéndose de un cuchillo jamonero que portaba, con una hoja de 32 centímetros, la apuñaló de forma «violenta» y «repetida», «con intención de acabar con su vida».
Como consecuencia, la víctima sufrió un total de seis heridas: una en el cuello, dos en el tórax y tres en el brazo derecho, que le provocaron secuelas funcionales y trastorno de estrés postraumático, por lo que Jorge D.M., politoxicómano desde su juventud y que padecía esquizofrenia paranoide diagnosticada en 1999, deberá indemnizarla con un total de 39.000 euros.
Aunque la sala contempla la eximente completa de enajenación mental, considera que hubo alevosía en el ataque, puesto que éste se produjo por la espalda, de forma imprevista y sin posibilidad de reacción inmediata por su víctima.
En la vista oral que se celebró en la Sección Primera de la Audiencia de Granada, la Fiscalía ya calificó los hechos de asesinato en grado de tentativa, si bien apuntó que concurría en los hechos la eximente ahora contemplada, conclusiones a las que se adhirió la acusación particular y de manera parcial la defensa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí