GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Granada explicó hoy que aún no ha tomado una decisión sobre las propuestas de la Junta para soterrar el tráfico rodado entre la Avenida de América con Andrés Segovia, en el barrio del Zaidín, aunque aclaró que «no ha puesto pegas» a la Junta para que continúen las obras.
El concejal de Movilidad en el Ayuntamiento, José Manuel García Nieto (PP), aseguró sentirse extrañado con que «se diga que quizá por culpa del Ayuntamiento se pueden paralizar las obras», algo para lo que dijo «no tiene capacidad legal», pues la Junta es la promotora de los trabajos.
«Lo único que estamos repitiendo desde hace tres años hasta la saciedad es que hemos detectado un problema grave de tráfico en esa intersección y que debería soterrarse el metro por allí», comentó García Nieto, que asistió al acto de presentación de 90 nuevos policías destinados a la Jefatura Superior de Andalucía Oriental.
Criticó que los técnicos de la Junta no le hayan presentado una «propuesta seria» para soterrar el tráfico en el Zaidín, ya que sólo han entregado al área de Movilidad «un plano señalado a lápiz» que aún están estudiando los técnicos.
El edil rehusó dar una fecha para pronunciarse sobre esta propuesta, pese a que hace unas semanas el director del metro, Paco Espinosa, señaló que los trabajos en el Zaidín deberían comenzar con la llegada de la primavera, es decir, este mes.
Por su parte, el delegado de la Junta en Granada, Jesús Huertas, aseguró hoy que las obras del metro seguirán su curso aunque no se alcance un acuerdo con el Ayuntamiento de la capital, al que instó a escoger alguna de las cinco propuestas que se le han ofrecido para soterrar el tráfico en esta zona.
La postura que ha mantenido el Ayuntamiento es la de que sea el metro el que circule por vía subterránea, aunque el proyecto ya está «aprobado, adjudicado y en ejecución», incidió el delegado, quien pidió que el Consistorio se pronuncie ya al respecto, puesto que se prevé que las obras comiencen próximamente en ese tramo.
La voluntad de la Junta, según dijo, es la del «diálogo», si bien «en ningún caso» el no llegar a consenso «afectará al ritmo de las obras», puesto que «es un proyecto que tenemos obligación de ejecutar». Huertas recordó asimismo que los trabajos llevan «muchos años» esperando su inicio por lo que consideró que no se debe producir paralización alguna en los mismos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí