GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)
La Audiencia de Granada ha desestimado el recurso presentado por la Fiscalía contra el archivo de la investigación al ex gerente de Urbanismo en el Ayuntamiento de Granada Manuel Lorente y al promotor José Julián Romero confirmando el auto del Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que no vio delito en el viaje que ambos realizaron a Japón durante el Campeonato Mundial de Baloncesto y en las decisiones que el Consistorio adoptó posteriormente.
En el auto, al que tuvo acceso Europa Press, los magistrados de la Sección Segunda consideran que el argumento expuesto en el recurso del Ministerio Público sobre la relación buscada por el promotor con Lorente para obtener beneficios «no puede prosperar», porque está «huérfano» de toda prueba.
De hecho, según explican, su amistad o la relación entre ambos data de 1993 o 1995, cuando aún no era Lorente gerente de Urbanismo, por lo que el motivo expuesto es «inconsistente», basado en una «mera apreciación subjetiva».
Tampoco ve la Sala prueba de cargo bastante y suficiente para la incriminación del ex gerente del delito de prevaricación que le imputa el fiscal por supuestamente beneficiar a Romero en el expediente relativo a la diferencia de alturas en los techos de las edificaciones de «Los Cármenes».
Ninguna de las dos soluciones posibles al problema, el estudio detalle o la elaboración de un plan especial, establecen los magistrados, perjudicaba los intereses del Ayuntamiento ni vulnera legalidad alguna y ambas, en definitiva, «tendrían que llegar a la misma solución».
SIN INDICIOS DE OFRECIMIENTO DE DÁDIVA O REGALO
En cuanto a la existencia de dádiva o regalo del promotor a Lorente consistente en el pago de una parte del viaje a Japón, que podría integrar posible comisión de cohecho, la Sala señala que de las actuaciones no ha podido determinarse si existió ofrecimiento.
Según se precisa en el auto de la Audiencia, sólo hubo «olvido o dejadez», ya que sólo cuando se conoció la denuncia, el ex gerente pagó al promotor, que también es presidente y propietario del CB Granada, la cantidad de más que realmente había costado el viaje, por el que Lorente y su esposa ya habían pagado. Sin embargo, apuntan, ese olvido es «de extrañar», aunque podría justificarse dada la solvencia de ambos y sus múltiples actividades y ocupaciones.
De igual forma, no se estima otro punto del recurso de la Fiscalía, que veía que no se podía archivar la causa estando pendiente la resolución de dos recursos de apelación para la personación de dos acciones populares. Según recoge la Audiencia se trata no de dos acciones populares, sino de una particular y otra popular.
La primera de ellas es la del presidente del Granada 74, Carlos Marsá, que fue quien presentó en un principio la denuncia en la Fiscalía, que pidió personarse como acusación popular después de que fuera rechazado su intento de hacerlo como particular; y la segunda es la del empresario Alfonso Suárez, ex presidente del Granada CF.
«En su momento la Audiencia Provincial se pronunciará sobre dichos recursos y será a partir de ese momento cuando habrá de adoptarse la resolución que proceda en función de lo que se acuerde», concluyen los magistrados, que en consecuencia, desestiman los motivos del recurso confirmando el auto apelado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí