GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)
La ex asesora de Alcaldía en el Ayuntamiento de Monachil (Granada), Eva Patricia E.T., negó hoy haberse valido de su cargo para que el municipio, en el que entonces era alcalde su tío Antonio Trinidad, contratara los servicios que prestaba la empresa en la que era socia.
En su declaración ante el tribunal del jurado, que enjuicia desde hoy en la Audiencia de Granada a la acusada por tráfico de influencias, reconoció que la mercantil Dodacae, en la que participaba en un 15 por ciento, no había prestado servicios antes de que ella fuera contratada como asesora en el Ayuntamiento, en junio de 2004.
Sin embargo señaló que en ningún momento se dirigió a su tío para presionarle o recomendarle que adjudicara eventos a la empresa en la que era socia, ya que fue el entonces concejal de Hacienda, Benjamín Rodríguez, y una técnico de Fiestas los que le propusieron que Dodacae prestara sus servicios.
La ex asesora explicó que el Ayuntamiento contrató directamente una serie de prestaciones desde agosto de 2004 hasta el primer trimestre de 2005 a la empresa por valor de casi 11.000 euros, que se desglosaron en 16 facturas, dos de las cuales, de unos 5.600 euros en total, se ingresaron en la cuenta personal de la acusada, algo que, según dijo, era normal entre los socios de Dodacae, que luego rendían cuentas en una reunión semanal, puesto que tan sólo eran cinco miembros.
Eva Patricia E.T. aseguró que sus labores como asesora se limitaban a llevar la agenda del alcalde y que, como técnico de protocolo, tenía experiencia en la organización de actos. Además, según apuntó, un año y medio antes había sido becaria en el Ayuntamiento, con la anterior corporación, por lo que fue contratada en base a su conocimiento del funcionamiento del Consistorio.
La ex asesora mantuvo además que la denuncia que ha dado lugar a la investigación de los hechos fue presentada justo por el mismo concejal que le propuso que Dodacae prestara sus servicios al Ayuntamiento, Benjamín Rodríguez, y que la interpuso justo después de ser cesado por el alcalde. El ex edil, con el que no compartía las mismas «ideas de gestión», según incidió la inculpada, ha denunciado además a su madre por otro asunto.
DECLARACIÓN DEL EX ALCALDE
El ex regidor Antonio Trinidad confirmó que no conocía que su sobrina formara parte de Dodacae, empresa de la que no tuvo noticia hasta que se presentó la denuncia. De hecho, según dijo, sólo sabía que su sobrina, a la que contrató por su experiencia en protocolo, era socia de una discoteca.
En ese sentido negó que su ex asesora le influyera o presionara y señaló, por otro lado, que las relaciones con su entonces concejal de Hacienda y Urbanismo fueron «al principio» buenas y luego fueron empeorando hasta el punto que tuvo que ser destituido, por unas diferencias, indicó el ex alcalde, en cuanto a asuntos urbanísticos.
También declaró hoy como testigo la entonces edil de Servicios Sociales y Festejos, Lourdes M.T., que, como Trinidad, aseguró no conocer a Dodacae de nada hasta el procedimiento y que era su técnica la que se encargaba de buscar las mejores ofertas de las empresas para la organización de eventos.
El administrador único de Dodacae mantuvo que Eva Patricia E.T. fue la que llevó a la empresa como nuevo cliente al Ayuntamiento de Monachil después de que ella fuera nombrada asesora y que ella era la que cobraba y gestionaba con el Consistorio. En ese sentido, dijo que es algo normal entre los integrantes de la mercantil que se ingresen en sus cuentas personales lo obtenido de las operaciones con Dodacae, puesto que existe entre ellos «un pacto de confianza».
Aunque el denunciante, el ex concejal Benjamín Rodríguez, estaba citado hoy como uno de los cuatro testigos propuestos por el fiscal, no asistió a la sala, por lo que el presidente del tribunal decidió suspender la sesión hasta mañana, previo apercibimiento legal al no compareciente, que recibirá una sanción de 600 euros si no justifica su ausencia.
Así el jurado, compuesto por tres mujeres y seis hombres, podría comenzar mañana a deliberar sobre la culpabilidad o no culpabilidad de la procesada, que se enfrenta a una petición fiscal de 10 meses de cárcel, 11.000 euros de multa, e inhabilitación especial para desempeñar el cargo de asesor o similar en el Ayuntamiento de Monachil durante un periodo de cinco años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí