Para los populares este asunto es un ejemplo de la «tela de araña» que el PSOE y la Junta han tejido en toda Andalucía
GRANADA, 04 (EUROPA PRESS)
El PP de Granada pidió hoy que se declare nula la adjudicación «por enchufe» de una plaza de Policía Local en el Ayuntamiento de Cádiar (Granada) a la sobrina de un anterior teniente de alcalde socialista en el municipio, ya que la seleccionada no reunía en tiempo y forma los requisitos necesarios para optar al cargo. El partido advirtió de que en caso contrario «llevará el asunto a la Fiscalía».
El portavoz del grupo popular en la Diputación de Granada, José Antonio Robles, criticó hoy en rueda de prensa que cuando el PSOE ganó las elecciones en los municipios alpujarreños de Órgiva, Lanjarón y Cádiar «lo primero que hizo fue contratar a personal de confianza», todos ellos conocidos y familiares, como la mujer del anterior teniente de alcalde «que hace las labores de administrativo».
Para Robles esto es una ejemplo de la «tela de araña» que el PSOE y la Junta de Andalucía ha tejido en toda la comunidad autónoma y que en caso de la provincia de Granada localizó en la figura del presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, en relación al conflicto surgido en torno a jefe de seguridad de la institución.
En relación a la citada plaza de Policía Local ofertada por el Ayuntamiento de Cádiar, el diputado provincial y responsable del PP en el municipio, Francisco Tarifa, explicó que uno de los requisitos para obtenerla era contar con el permiso de conducir de las clases A, B y la autorización BTP –necesario para vehículos de emergencia o de seguridad–.
Aseguró que la persona seleccionada no tenía estos carnés cuando finalizó el plazo de 20 días hábiles, tras la publicación de la plaza en el BOJA, para presentar la documentación, añadiendo que la seleccionada obtuvo estos permisos varios meses más tarde de la fecha límite, el 10 de junio de 2008.
La mujer tampoco abonó los derechos de examen ni presentó una fotocopia del Documento Nacional de Identidad, por lo que aparecía como «excluida» en la resolución dictada por el alcalde del municipio, Antonio Jiménez Dumont, con la lista de admitidos.
Posteriormente Dumont nombró al tribunal que debía valorar las aptitudes de los seleccionados para acceder a la plaza de Policía Local, según explicó el dirigente popular, quien dijo no entender cómo una vez constituido este órgano la mujer pudo optar a hacer de nuevo las pruebas y «quedarse» con el puesto.
El grupo popular en Cádiar ha pedido el expediente de la plaza de Policía Local pero «se lo denegaron», lo que Tarifa justificó en que los socialistas «quieren ocultar un nuevo caso de favoritismo y clientelismo».
No obstante, opinó que este asunto puede suponer un supuesto delito de prevaricación, por lo que si la adjudicación de la plaza no se anula «llevarán el asunto a la Fiscalía para que lo investigue de oficio».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí