Con el objetivo realizar una reflexión sobre la evolución femenina en su esencia social y emocional a través de los personajes arquetipo propuestos por García Lorca subrayando la vigencia actual de la denuncia de la intolerancia en la obra del poeta, mañana se inaugura en el Centro de Estudios Lorquianos la exposición «8 Mujeres de Federico García Lorca».A través de la muestra, Mar Garrido y Luís Casablanca, se proponen representar a través de la escultura, la fotografía y los medios audiovisuales el mundo poético simbólico de la obra de Federico García Lorca. A través de ocho personajes femeninos-arquetipo propuestos por García Lorca, Soledad Montoya, Yerma, Bernarda Alba, Adela, María Josefa, Doña Rosita la Soltera, Belisa y la Zapatera Prodigiosa, se ha desarrollado una iconografía conjunta que nos adentra en el mundo poético simbólico que García Lorca hace de cada uno de ellas. Para Luis Casablanca «la pretensión era la de lograr rescatar la magia de los personajes femeninos lorquianos en la clave lúdica del sueño lorquiano. El colorido de las imágenes y la textura de los trajes nos invitan a oler la obra de Lorca»
El perfil que Lorca escoge para sus personajes femeninos es de absoluta contemporaneidad, exceptuando el personaje histórico de Mariana Pineda. Las mujeres de Lorca están ligadas al universo de la realidad lo que les otorga el símbolo de lo vivo y lo actual, mujeres llenas de temores, de dudas y de ansias. Mar Garrido ha asegurado que la exposición persigue reflejar lo actual, contemporáneo y reivindicativo de la obra de Lorca, «él luchaba por lo diferente y contra la intransigencia, su esencia refleja que era un auténtico visionario»Los artistas establecen analogías entre el origen simbólico-arquetípico de los personajes femeninos de la obra de Federico García Lorca y los elementos y procesos de la naturaleza en Andalucía.

Ocho esculturas, treinta y dos fotografías y dos creaciones, lenguajes plásticos del siglo veintiuno, se ponen al servicio de un espacio simbólico de siempre, el de la mujer lorquiana, en el que se aúna de manera indisoluble la remembranza del creador, la iconografía contemporánea de sus personajes y la recreación de una atmósfera que transmite sensibilidad desde una mirada coherente y lúcida. En este sentido el director del Patronato Cultural García Lorca, Alfonso Alcalá ha valorado muy positivamente como aparte del público lorquiano de toda la vida «estamos consiguiendo el objetivo de atraer a un sector de público joven y creativo que conecta perfectamente con los códigos personales de Lorca a través de un lenguaje que a ellos les transmite»Los registros fotográficos propuestos, impulsan un recorrido visual y sensorial por el universo psicológico de las mujeres de García Lorca. La obra fotográfica y escultórica presenta conceptualmente caminos análogos, en cuanto a la idea que da origen al personaje, a la textura y a las gamas cromáticas, materializando un trabajo en equipo que desde el inicio recorre las mismas coordenadas estéticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí