El Ayuntamiento de Loja y la Consejería de Agricultura de la Junta ultiman el Centro de Biodiversidad Agrícola, un equipamiento pionero en Andalucía desde el que «se pretende dar solución a la demanda de un sector tan creciente como el de los productos ecológicos que, pese a crecer en espacio cultivado y en producción -situando a nuestra región en los primeros puestos de España-, está perdiendo muchas de sus semillas y formas de cultivo de antaño», explicó el director de Producción Ecológica de la Junta, José Román, que visitó esta mañana las avanzadas obras del centro junto al alcalde, Miguel Castellano. Según el primer edil lojeño, «desde esta finca municipal de Los Caracolares, va a funcionar un centro único en Andalucía y prácticamente en España, por cuanto trabajará con variedades de cultivo de toda la región, así como en la búsqueda y mejora de las semillas para cultivos agrícolas tradicionales y, por tanto, ecológicos». Como coincidieron Román y Castellano, este edificio -moderno pero completamente integrado topográfica y paisajísticamente en el entorno «aunará las facetas de investigación, producción e formación en materia de producción agrícola ecológica y, por tanto se convertirá en una herramienta primordial para producir la primera semilla certificada ecológica», recordaba. Ambos representantes, que situaron la conclusión del centro para abril o mayo de este mayo, anunciaron su intención de concretar cuanto antes qué fórmula de colaboración tendrán la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento para gestionar el centro y fomentar su máximo aprovechamiento por parte de los productores andaluces. Según concretó Castellano, este centro experimental ocupa cuatro hectáreas de olivares y regadío y tendrá en sus 430 metros cuadrados construidos -caracterizados por unas grandes cristaleras que dejan ver todo el interior- espacios para administración, aula de formación, biblioteca, laboratorio y aula exterior entre otros muchos usos. No obstante, como recordaba Román el centro -que ha sido diseñado por los arquitectos José Luis Muñoz y Tomás García- está pensado para conjugar la faceta investigadora y la divulgativa y desde él se impartirán incluso jornadas y cursos a los agricultores que deseen implantar técnicas más sostenibles y simientes más puras. Ayuntamiento y Consejería de Agricultura invierten 373.000 euros para poner en marcha el centro. Información facilitada por el Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Loja

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí