La inadmisión hace firme la sentencia del Alto Tribunal andaluz
GRANADA, 25 (EUROPA PRESS)
El Tribunal Supremo (TS) ha inadmitido un recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Almuñécar (Granada) y la entidad Hotel Bahía Tropical S.A contra la sentencia de 12 de febrero de 2007 de la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que obligaba a demoler la parte no legalizable del establecimiento hotelero de cuatro estrellas mencionado, inaugurado en 2001.
Según consta en el auto del Supremo, al que tuvo acceso Europa Press, las partes recurrentes impugnaron la resolución del TSJA al entender que el asunto correspondía a los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo, por lo que debía aplicarse el régimen de recursos establecido para las resoluciones dictadas en segunda instancia, que no tienen acceso al recurso de casación, según la Ley Jurisdiccional.
Sin embargo, el Alto Tribunal considera que las alegaciones vertidas por los recurrentes se refieren a un instrumento de planeamiento, concretamente un estudio detalle, incluido dentro de la excepción prevista en la ley, por lo que es «inadmisible» el recurso, que conlleva además el pago de las costas a la parte que lo presentó.
Así, al considerar la Sala que concurren las causas de inadmisión, la resolución recurrida –la sentencia del TSJA– se hace firme, según consta en el artículo 93.4 de la Ley 29/1998, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.
El TSJA admitió en febrero de 2007 el recurso que interpuso un particular contra la concesión de licencia al hotel y anuló «todos los actos impugnados por no ser ajustados a derecho» instando a «demoler la construcción efectuada a su amparo en la parte que no resulte legalizable», de acuerdo con las previsiones del PGOU de Almuñécar entonces vigente, según consta en el fallo del tribunal andaluz, recogido hoy por el diario «Ideal» de Granada.
La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo estimó así en parte el recurso contencioso-administrativo interpuesto contra el acuerdo de la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Almuñécar de fecha 24 de mayo de 1999, por el que se concedió licencia de obras al hotel en terrenos del Camping Paraíso; contra el acuerdo del pleno, de fecha 25 de febrero de 2000, que ratificó el anterior acuerdo; y contra el acuerdo aprobatorio del estudio detalle, de fecha 20 de noviembre de 1998.
UNA PARCELA DE 10.300 METROS CUADRADOS
La parcela sobre la que se proyectó la construcción del hotel, con una superficie de 10.300 metros cuadrados, estaba clasificada como suelo urbano, con la calificación de residencial intensiva en 5.707 metros cuadrados, residencial extensiva en 3.633, y como zona verde privada los restantes 959 metros cuadrados, según consta en la sentencia, consultada por Europa Press.
Las respectivas ordenanzas permitían una altura máxima de dos plantas para la residencia extensiva, obligaban a establecer una separación entre edificios dentro de la misma parcela de un mínimo de cinco metros y sólo se permitía en la residencial intensiva la construcción de edificios aislados y, aunque en está última era compatible con «cierto uso hotelero», en la residencial extensiva «se prohibía totalmente».
El estudio de detalle aprobado, y en base al cual se concedió licencia de obras, estableció una única ordenanza fijando en tres plantas la altura máxima permitida, suprimiendo la separación entre edificios, permitiendo la construcción de edificaciones continuas y estableciendo como uso exclusivo el hotelero, de manera que las previsiones del PGOU de Almuñécar «se vieron gravemente alteradas».
En ese sentido, el TSJA considera que el estudio de detalle «se excedió en la finalidad que legalmente tiene reconocida», por lo que se declara ilegal y nulo y, en consecuencia, la licencia de obras concedida a su amparo.
En cuanto a la pretensión de demolición de lo construido, la Sala la estima «procedente», aunque no en los «términos tan absolutos» en que se formulaba el recurso del particular, y precisa que habrá de determinarse qué parte no resulta «legalizable» de acuerdo con la normativa vigente entonces.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí