El pasado domingo, el piloto seis veces campeón de Europa de los 250 c.c., Álvaro Molina, debutó con su nuevo equipo en la modalidad de resistencia en unos entrenamientos que han tenido lugar en el Circuito de Albacete, por espacio de dos días.La nueva Kawasaki ZX 10 R con la que el piloto granadino afrontará el nuevo reto de participar en el mundial de resistencia, fue compartida por los integrantes del equipo Córdoba Patrimonio de la Humanidad, el cordobés Luís Castro y el canario Dailos Sainz, que ya lograron el titulo nacional de esta especialidad en el seno de este equipo.La primera toma de contacto ha sido muy importante ya que el propio Molina no se había subido a una cuatro tiempos de gran cilindrada desde su participación en el 2003 en el CEV de Formula Extreme, en aquella ocasión con Suzuki.Las condiciones climáticas han sido óptimas con sol y buenas temperaturas, aunque algo de niebla al principio de la primera jornada.
Son muchos los apartados técnicos que se deben abordar. Uno de los principales es el de los repostajes y cambio de neumáticos porque son los dos aspectos en los que se puede ganar o perder mucho tiempo. Estos entrenamientos han servido para determinar la línea de trabajo que se van a seguir de aquí a la primera carrera que serán las 24h de Le Mans.Tras la conclusión de la segunda jornada, Molina declaraba: «Estos entrenamientos han sido determinantes para el desarrollo de la temporada. Hemos trabajado mucho buscando entender como trabaja esta moto para poderle sacar el máximo rendimiento en la nueva especialidad. Entre todos hemos encontrado muchas cosas en las que podemos conseguir grandes avances y ya estoy deseando volver a entrenar para poner en practica todas las conclusiones que hemos sacado.Nos hemos dedicado a hacer muchos kilómetros para conocer la moto de 1000cc y 4 tiempos ya que es totalmente nueva para mí. No tiene nada que ver con la 250 de 2 tiempos que he venido pilotando hasta ahora. Luis, Dailos y el equipo me han enseñado muchas cosas sobre esta bonita especialidad y se lo agradezco porque tengo mucho que aprender.El buen entendimiento del comportamiento de la moto, y la compenetración entre los pilotos y el equipo es clave para el desarrollo óptimo del proyecto.La preparación física es otro punto importante ya que esta modalidad exige una preparación distinta que estoy trabajando con mis preparadores desde el inicio del invierno. He acabado muy cansado, pero es normal porque me falta adaptación a la nueva categoría y hacer muchos kilómetros, pero hemos conseguido regularidad en nuestros tiempos.»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí