El consistorio se siente «marginado» respecto a otras ciudades andaluzas y la Junta «frustrada» tras la falta de acuerdo
GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)
La Junta de Andalucía instó hoy al Ayuntamiento de Granada a que se decida por alguna de las alternativas al soterramiento del metro por el Zaidín que le propuso ayer, puesto que no ofrecerá ninguna más, mientras que el consistorio insistió en que «no solucionan» los colapsos de tráfico y que el dinero «es el principal problema» en el conflicto.
La principal alternativa planteada ayer por la Junta fue que el metro comparta superficie con el autobús urbano de alta capacidad que el equipo de gobierno proyecta poner en marcha antes de que finalice el mandato, si bien este vehículo será eléctrico y no tendrá vías ni catenarias, por lo que no será compatible con el metropolitano.
Así lo señaló en rueda de prensa el concejal de Movilidad y Comercio, José Manuel García Nieto (PP), quien aseguró que ésta ha sido la única alternativa ofrecida por la Junta, puesto que el soterramiento del tráfico rodado en el Zaidín «sólo se ha hablado» y no cuenta con ningún tipo de estudio técnico que demuestre su viabilidad.
Argumentó la incompatibilidad del metro y el futuro transporte de alta capacidad a su paso por el Zaidín en que los vehículos incrementarán en un 40 por ciento el consumo de combustible y en un 30 las sustancias contaminantes, mientras que los tiempos de demora en la avenida América se aumentarían en un 40 por ciento en ambos sentidos.
Aseguró que el Ayuntamiento está abierto a aceptar el soterramiento del tráfico rodado o cualquier otra propuesta «seria» que solucione los colapsos de tráfico entre la avenida América y Andrés Segovia, por donde circulan diariamente «más de 15.000 vehículos diarios», añadió.
«Nos sentimos marginados con otras ciudades andaluzas como Sevilla, donde se han hecho actuaciones magníficas para mejorar la movilidad», según lamentó García Nieto, que achacó la negativa de la Junta a soterrar el metro por el Zaidín a los 40 millones de euros que supondrían los trabajos.
Criticó además que la Junta tenga proyectados aparcamientos disuasorios en pueblos como Albolote para favorecer que los ciudadanos usen el metro y que esta iniciativa no se vaya a ejecutar en la capital.
Por su parte, el delegado de Obras Públicas de la Junta en Granada, Jorge Rodríguez Rincón, aseguró que no se trata de un «problema de coste» e instó al Ayuntamiento a adoptar una visión centrada «en el interés general y no en las estrategias políticas».
«La Junta no va a permitir que los plazos de las obras excedan el tiempo previsto, puesto que es prioritario que el metro esté en funcionamiento en la primavera de 2012», comentó el delegado que recordó que «estamos muy justos –de tiempo– para hacer cualquier modificación al proyecto» por lo que «hay que tomar una decisión ya».
Aclaró que el Ayuntamiento deberá escoger una de las propuestas que ya están encima de la mesa, puesto que «son factibles y asumibles» tanto por tiempo como por financiación, decantándose por que se ejecute el proyecto tal y como se licitó.
Reconoció que su departamento se ha sentido «frustrado» al haber finalizado sin acuerdo el encuentro de ayer, aunque confió en que finalmente «se imponga la razón» y se encuentre una solución «sin romperse las relaciones institucionales».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí