Calculan que hay 1.300 puestos de trabajo pendientes de que comiencen estas obras MOTRIL (GRANADA), 18 (EUROPA PRESS)
Los empresarios de Almuñécar (Granada) culparon hoy a la Junta de Andalucía de tener paralizados unos 40 proyectos urbanísticos que, aunque cuentan con la preceptiva autorización municipal, permanecen «bloqueados» debido a «interpretaciones de las normas urbanísticas», por lo que han creado una plataforma para exigir su puesta en marcha.
Así lo anunció hoy en rueda de prensa el presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Almuñécar, Germán Ureña, quien destacó la necesidad de que se produzca un entendimiento entre los técnicos municipales y los de la Junta, que «entabla contenciosos administrativos contra el Consistorio» al considerar que los proyectos no se ajustan a la legislación vigente.
Ureña calculó que si estos proyectos se pusieran en marcha se crearían más de 800 puestos de trabajo, «sólo en la ejecución de las obras», puesto que en el caso de los centros comerciales o los hoteles «bloqueados» se generarían medio millar de empleos fijos que «se están perdiendo».
La citada plataforma está integrada por la Asociación de Hoteleros de la Costa Tropical, la Asociación Andaluza del Taxi Rural, la de Chiringuitos y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen de la Chirimoya, así como la Asociación de Comerciantes y Empresarios del P-4, la de Restauradores, Pubes y Discotecas de Almuñécar y La Herradura y la de APIME, que mostraron su disponibilidad a secundar «las movilizaciones que se propongan».
Los empresarios han convocado una concentración multitudinaria para las 19,30 horas en la Casa de la Cultura y han invitado a todos los colectivos laborales, vecinales y empresariales del municipio.
El presidente de los constructores destacó que si se aprobara el Plan General de Ordenación Urbana que se somete a consulta popular el 28 de febrero, «todas las obras sobre las que hay actuaciones judiciales quedarían automáticamente autorizadas».
El responsable de la patronal de taxi en Almuñécar, Antonio Joya, manifestó que la «situación de parálisis del municipio es evidente, por lo que hace falta reactivar la economía local».
El portavoz de los hoteleros, José Andrés Fernández, matizó que al estar paralizados varios hoteles y centros comerciales la oferta turística del municipio y de la comarca «no puede competir con otras zonas turísticas».
En este sentido, aseguró que la facturación media de los hoteles «ha caído en los últimos seis meses entre un 15 y un 20 por ciento».
REFERÉNDUM
Por su parte, el portavoz del municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Almuñécar, Francisco Prados, consideró que las demandas de los empresarios tienen «tintes electoralistas».
Prados recordó que las obras están paralizadas «por culpa del actual alcalde», Juan Carlos Benavides (CA), y no por la Junta de Andalucía y aseguró que Ureña, después de las elecciones municipales de 2007, llegó a solicitarle que rechazara en pleno municipal el PGOU que se someterá a referéndum «porque afectaba a los intereses de los constructores».
En el mismo sentido se expresó el portavoz de IU, Fermín Tejero, al considerar que «si el propio aparejador municipal ha sido condenado por autorizar una obra ilegal a la esposa del arquitecto municipal, no hay motivos para decir que la Junta tiene obras paralizadas sin motivos justificados».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí