GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)
Los operarios desplazados al tramo de la GR-4200 afectado por el desprendimiento de una ladera que dejó incomunicado al municipio de Soportújar continuarán haciendo trabajos de limpieza y drenaje en la zona hasta el próximo lunes, cuando, a modo de solución definitiva, se repondrá el muro de contención y se drenará el terreno para evitar posibles situaciones de peligro para los 300 vecinos de la localidad.
Según explicó a Europa Press el alcalde del municipio, José Antonio Martín (PSOE), desde las 06,00 horas de esta mañana se trabaja en la retirada de los restos de tierra, piedras y árboles acumulados en la vía, labor que se extenderá hasta la noche y durante todo el domingo, por lo que el pueblo continuará incomunicado.
Martín indicó que, aunque ayer se despejó la zona, desde la ladera, de «gran pendiente», sigue brotando agua, por lo que hay que seguir drenando el terreno, pues los restos de tierra y agua «no dejan de caer sobre la carretera».
De este modo, permanecerá abierto el carril provisional de acceso al municipio habilitado, aunque el regidor recomendó a la población «abandonar la circulación en coche en la entrada del pueblo por precaución ante una posible y eventual caía de rocas en la carretera».
Asimismo, aclaró que el próximo lunes, cuando la zona se encuentre limpia, los ingenieros estudiarán la solución definitiva que se le puede dar. La idea, en un principio, es hacer reconstituir el muro de contención y hacer un par más de ellos de forma escalonada más arriba para evitar cualquier posible peligro en el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí