GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
La Audiencia de Granada ha absuelto a la mujer de 55 años, natural de Pedro Martínez (Granada), que fue juzgada el pasado 13 de enero después de que fuera denunciada por un vecino que la acusó de quedarse con el premio de un décimo de la Lotería del Sorteo Extraordinario de Navidad que supuestamente compartía con él.
Asimismo, la Sección Segunda considera también inocentes del delito de apropiación indebida al marido, a la hija y al yerno de Concepción H.F., quien aseguró durante la vista oral que ofreció al denunciante, Francisco Luis A.S., tres billetes de lotería, ninguno de ellos el que finalmente obtuvo el premio de 48.000 euros el 22 de diciembre de 2003, el 13.911.
En la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, la Sala considera probado que en los últimos días del mes de noviembre de 2003 Concepción y su hija adquirieron el décimo que luego fue premiado en una sucursal de Caja Madrid en Guadix, después de que el director de la entidad se lo ofreciese.
Días después, al pasar la mujer por delante de la vivienda de su vecino, ofreció a éste participar en varios décimos que ella jugaba y que ya había comprado, sin concretar el número, a lo cual el otro contestó que sí, por lo que Concepción le indicó que le llevaría los billetes para que él los firmara por detrás y le pagara su parte, diciéndole Francisco Luis que no hacía falta que se los llevara pues confiaba en ella.
Así las cosas, pasado el tiempo, y sin constar que Francisco Luis llegara a pagar cantidad alguna a Concepción por su participación en décimo alguno, se celebró el sorteo en el que resultó agraciado con el tercer premio el número 13.911, por lo que la mujer ahora absuelta y su esposo depositaron el décimo en la misma sucursal que lo había comprado para la gestión del cobro de los 48.000 euros del premio, que fue ingresado en su cuenta el 5 de enero de 2004.
De esa cantidad, el matrimonio ingresó 22.000 euros en la cuenta de su hija y el marido de ésta, en pago de su participación por mitad en el décimo, una vez detraída de la Caja la suma de 3.000 euros que les había anticipado días antes, según consta en el fallo, adelantado hoy por el diario «Ideal».
El tribunal considera que la prueba de cargo aportada tanto por el Ministerio Fiscal como por la acusación particular carece de eficacia suficiente para crear certeza fuera de toda duda razonable y para destruir, por tanto, la presunción de inocencia que asiste a los acusados.
Así, incide en que entre Francisco Luis y Concepción no existió documento alguno que pudiera demostrar la cotitularidad del décimo o del pago del primero a la segunda de su parte en el coste de la adquisición.
Además, las versiones de ambos sobre la identidad del décimo son «irreconciliables» por «absolutamente contradictorias», por lo que las acusaciones recurrieron al testimonio de varios testigos que incurrieron sin embargo en contradicciones. Por contra, la versión de todos los acusados contó con el apoyo probatorio de la testifical del director de la sucursal bancaria donde lo compraron.
La acusación particular estudia ahora si es «conveniente» presentar recurso contra el fallo de la Audiencia de Granada, según informó a Europa Press el letrado que representa al denunciante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí