GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)
La Sección Segunda de la Audiencia de Granada acogerá hoy, a partir de las 9,30 horas, el juicio contra un hombre, de iniciales A.M.M., acusado de almacenar casi 8.000 archivos de contenido pedófilo descargado de Internet.
A.M.M. fue identificado con motivo de la conocida «Operación Santiago» contra la distribución de pornografía infantil de la Guardia Civil, que se desarrolló a nivel nacional.
Se le imputa la posible comisión de un delito de corrupción de menores –difusión de materiales pornográficos que afectan a menores de 13 años– previsto en el artículo 189 del Código Penal, por lo que se enfrenta a una petición fiscal de seis años de cárcel.
Según el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, una vez detectada por la Policía Judicial en la provincia de Granada el intercambio de ficheros identificados por su contenido pedófilo, se registró el 16 de octubre de 2007 un domicilio de la capital, donde se encontraron tres ordenadores y diversos soportes digitales de almacenamiento.
Del análisis del contenido de los soportes intervenidos se concluyó que el procesado era «conocedor» de que intercambiaba material pornográfico –a través de redes P2P–concerniente a menores de edad, incluso menores de 13 años, al emplear términos de búsqueda tanto en los sistemas de intercambio como en los foros de pedófilos de términos que delataban dicha edad.
A.M.M. almacenaba el material pornográfico en los soportes digitales, según el relato fiscal. De hecho, en el registro realizado se le intervinieron 12 CD-ROM con numerosas carpetas que contenían múltiples fotografías de menores desnudas.
El acusado utilizaba el programa de intercambio «Emule», desde el que compartía una carpeta donde se alojaban los ficheros que estaban siendo compartidos a disposición de cualquier persona. En ésta se encontraban otras más, donde almacenaba más de 600 vídeos de adultos; 450 de contenido pedófilo; 5.744 de contenido pornográfico –429 de ellas alusivas o con contenido de pornografía infantil–; 360 archivos de vídeo pornográfico –80 de contenido infantil–; y 57 archivos comprimidos con 12 archivos de contenido pedófilo.
Asimismo, en el escritorio del ordenador aparecía gran número de archivos de contenido pedófilo, en los que parecían menores en actitudes obscenas o pornográficas, o manteniendo relaciones sexuales con adultos u otros menores.
Según considera el Ministerio Público, el gran número de vídeos, fotografías y archivos de pornografía infantil indican que el acusado se encontraba realizando esta actividad de compartirlas y su tenencia para uso propio en un largo periodo de tiempo.
UN TOTAL DE 19 FICHEROS DE CONTENIDO PEDÓFILO
Por otro lado, el 20 de julio de 2007 la Policía Judicial detectó el intercambio de 19 ficheros identificados como de contenido pedófilo desde el domicilio de otro hombre, de iniciales N.T.A., funcionario en el Ayuntamiento de Granada que será juzgado el próximo mes de junio después de que se aplazara la vista programada para el martes pasado por enfermedad del acusado.
Así, el 15 de octubre del mismo año se entró y registró su vivienda, donde se hallaron un ordenador de sobremesa y otro portátil, así como diversos soportes de almacenamiento.
Del análisis del material, que fue precintado y remitido a los laboratorios de la Guardia Civil, se desprende que el acusado era también conocedor de que intercambiaba material pornográfico concerniente a menores de edad, incluso menores de 13 años, al emplear términos de búsqueda tanto en los sistemas de intercambio como en los foros de pedófilos de términos que delataban dicha edad.
Igualmente, según continúa el Ministerio Fiscal, N.T.A buscó información legal sobre los límites de edad, ya que contaba con dos ficheros sobre legislación en materia de delitos de pornografía infantil.
El procesado almacenaba el material pornográfico en los soportes digitales ordenándolos en función de su contenido para su uso. Le fueron incautados 23.519 archivos en diversos formatos en los diversos soportes digitales hallados en su domicilio. Además en su ordenador de sobremesa tenía una carpeta cifrada con 5.346 archivos, con un volumen de 1,44 gigabytes de almacenamiento, cuyo contenido es supuestamente pedófilo.
El fichero más antiguo hallado en sus sistemas informáticos data del 30 de diciembre de 2006. Tenía también el acusado acceso a foro y materiales informáticos en línea y en los registros históricos de los intercambios realizados a través del programa «Emule» aparecen «numerosas» referencias de haber sido descargados ficheros o archivos relativos menores de 13 años.
PROCLIVES A SATISFACER SU LIBIDO CON ESE MATERIAL
La Fiscalía considera que ambos tienen tendencias sexuales que le hacen proclives a satisfacer su libido con material audiovisual que representa a menores de edad en posturas, comportamientos o actos sexuales explícitos.
La «Operación Santiago» se realizó bajo la dirección del Servicio de Criminalidad Informática del Ministerio Fiscal. El grupo de delitos telemáticos de la Guardia Civil puso en marcha un dispositivo policial de rastreo del intercambio de ficheros o archivos de contenido pedófilo o pederasta a través de redes P2P, mediante el empleo de los programas forenses de investigación «Hispalis» y «Nautilus».
Éstos efectúan un seguimiento de las identificaciones Hash de los archivos de intercambio y de las direcciones IP de los ordenadores donde se hallan alojados, seleccionando aquellos equipos que han intervenido en el número de intercambios que se determinen. En el caso de la «Operación Santiago», se determinó una participación mínima de intercambio de al menos cinco ficheros, para descartar a aquellos usuarios que pudieron haber descargado alguno por error.
El grupo de Policía Judicial realizó una búsqueda inicial desde el 11 al 24 de julio de 2007 en las redes «Edonkey» y «Ares» y otra más específica en «Ares» del 3 al 5 de agosto. Como resultado se obtuvieron 98 objetivos –usuarios– en territorio español que cumplían los requisitos de cantidad de ficheros intercambiados.
Tras determinarse la identificación de dichos usuarios con los abonados telefónicos titulares de las líneas de datos de soporte, se solicitaron las correspondientes autorizaciones judiciales de entrada y registro el 14 de agosto de 2007.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí