GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)
La Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía llevará a su próximo Comisión Interdepartamental de Valoración Territorial y Urbanística la posible adaptación del plan urbanístico de la capital granadina a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA). La próxima semana, la Comisión Interdepartamental decidirá si los cambios planeados para adaptarse a la LOUA por el equipo redactor de Granada se han tramitado de manera correcta.
La Junta de Andalucía ha dado prioridad a las adaptaciones de los planes urbanísticos a la LOUA como un mecanismo para incrementar el suelo destinado a la construcción de viviendas protegidas. La Consejería de Vivienda arbitró, mediante el decreto 11/2008, la posibilidad de los ayuntamientos de tramitar una adaptación parcial a la LOUA que reduce los trámites a una media de cuatro meses para poner así suelo disponible para la construcción de viviendas protegidas, informó la Junta en una nota.
El Ayuntamiento de Granada ha elegido este trámite para adaptarse en el plazo más reducido de tiempo a la LOUA, una adaptación que podrá ser efectiva la próxima semana.
La Delegación de Vivienda y Ordenación del Territorio de Granada ha incrementado sus esfuerzos para coordinar, con el Ayuntamiento granadino, la tramitación de la adaptación. Los técnicos de la Delegación han mantenido una decena de reuniones con el equipo responsable de la adaptación de Granada para que el documento llegue sin «peros» a la Comisión Intedepartamental y conseguir así el visto bueno de la Consejería de Vivienda.
La adaptación parcial del PGOU de Granada a la LOUA permitirá incrementar el número de viviendas protegidas que prevé construir la capital. Así, el PGOU actual del Consistorio capitalino contempla la construcción de 4.500 VPO que, con la adaptación a la LOUA, se incrementarán a más de 6.000.
La Delegación de Vivienda de Granada ha puesto un equipo técnico a trabajar con los responsables del PGOU granadino para agilizar, en la medida de lo posible, todos los trámites necesarios. El ambiente de trabajo ha sido en todo momento de «colaboración mutua» entre los técnicos de la Delegación y el personal del Ayuntamiento.
La Consejería aprobó un plan de choque para dinamizar la tramitación de los planeamientos urbanísticos y que incluye tres medidas. La primera consiste en la contratación de equipos de técnicos, uno para cada provincia, para asesorar a los Ayuntamientos en dicho proceso. Las otras dos medidas son sendas órdenes que inciden en la colaboración entre la Consejería y la Administración local. La primera regula ayudas para la financiación de actuaciones relacionadas con la ordenación y gestión urbanística.
Dotada de una inversión estimada de unos siete millones de euros, la orden tendrá una vigencia de tres años y renueva y amplía las subvenciones que se vienen concediendo en este ámbito. Una segunda orden pretende simplificar los procedimientos para la calificación de vivienda protegida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí