MOTRIL (GRANADA), 22 (EUROPA PRESS)
La Consejería de Medio Ambiente, a través de la Agencia Andaluza del Agua, ha autorizado, con fecha 18 de diciembre de este mes, el plan de llenado y puesta en carga de la presa de Rules, tras concluir los tres años de realización de pruebas de seguridad, iniciadas al concluir la construcción de la infraestructura hidráulica, en junio de 2003, que el comportamiento de la presa es el normal en este tipo de instalaciones.
Las pruebas de seguridad, que se han desarrollado hasta el presente año 2006, lo han hecho conjuntamente con la implantación del plan de emergencias de la presa, según informó la Junta en un comunicado remitido a Europa Press.
La presa de Rules, sobre el río Guadalfeo, viene a completar y garantizar los objetivos y demandas de la costa tropical granadina. Entre ellos está la defensa contra avenidas del Valle inferior del Guadalfeo y de su rico delta, el abastecimiento a los núcleos de población del litoral, con una población equivalente estimada en 250.000 habitantes y el regadío de 5.000 hectáreas de cultivos subtropicales y hortícolas de alto rendimiento, en el litoral.
CONDUCCIONES
Recordar que Medio Ambiente adjudicó ya el primer tramo de las conducciones de esta presa a la Costa Tropical de Granada, una actuación ya iniciada, que supone una inversión de cerca de tres millones de euros.
La Unión Temporal de Empresas constituida por las compañías Ferrovial y Joaquín Moreno e Hijos es la encargada de acometer esta iniciativa de la Agencia Andaluza del Agua que permitirá la conexión del embalse de Rules con la Costa Tropical de Granada y el Bajo Guadalfeo. Las obras tienen un plazo de ejecución de seis meses.
El objetivo de este primer tramo de las conducciones de Rules es permitir su conexión tanto con las tuberías de abastecimiento como de regadíos que se construirán a continuación. Por ello, se han diseñado dos conducciones independientes, con diámetros que oscilan entre los 800 y 1.800 milímetros, que parten de las tomas de la propia presa y que recorren un total de 1.400 metros hasta llegar al puente de Vélez de Benaudalla. Todo el trazado de ambas conducciones se ha dispuesto por debajo del camino de acceso a la presa por su margen derecha para facilitar el diseño y construcción de las mismas.
Con estas nuevas infraestructuras, no sólo garantiza el suministro para el regadío agrícola sino que beneficiará la población de la costa granadina como fuente de abastecimiento cuando las conducciones que se instalen en esta primera fase se conecten con la Estación de Tratamiento de Aguas Potables de Palmares, en el término municipal de Molvízar. El agua embalsada en la presa, con una capacidad total de 188 hectómetros cúbicos, podría cubrir así las necesidades de una población de hasta 300.000 personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí