GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
La Audiencia provincial de Granada ha absuelto a un hombre que mantuvo una relación sexual con una menor en una fiesta al dudar el tribunal de las «condiciones» en las que se produjo ésta, es decir, si la chica «tenía sus facultades mermadas o no».
En la sentencia, a la que tuvo acceso hoy Europa Press, el tribunal considera probado que el acusado, de 31 años, organizó una fiesta en su domicilio, en Motril, en la que participaron unas 15 personas entre ellas varias menores.
En un momento determinado, y dado que el acusado y sus invitados estuvieron bebiendo alcohol, una de las menores empezó a sentirse mareada y los allí presentes la acostaron en la cama. Al poco, la chica se levantó y volvió al salón «echándose encima» del que fuera acusado y «garrándose a su cuello». Acto seguido, consta en el relato de hechos, entraron al dormitorio y mantuvieron una relación sexual.
Por la declaración de los testigos, presentes en la fiesta, queda «la duda» sobre las condiciones en las que se encontraba cuando se produjo la relación pues no se puede determinar si «se encontraba totalmente privada de conciencia» o tenía sus facultades anímicas «tan intensamente disminuidas» que le hacían «inerme» a los requerimientos sexuales del hombre por tener «anulados sus frenos inhibitorios».
Puesto que «saber eso es imprescindible» para determinar la existencia del delito y «eso es precisamente lo que no sabemos», el tribunal absuelve al acusado del abuso sexual por el que el ministerio público solicitaba la pena de cuatro años de prisión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here