GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), expresó hoy su «enorme satisfacción» por la apertura del túnel subterráneo de Severo Ochoa, una «promesa electoral que hoy es una realidad», según valoró, tras dos años de obras «complicadas» en las que el Consistorio ha invertido 7,7 millones de euros.
En declaraciones a los periodistas, el regidor granadino explicó que el túnel, de 390 metros de longitud total y 4,75 metros de altura máxima en su trazado, liberará el tráfico del nudo que comunica la avenida Severo Ochoa con la avenida de Madrid y la Caleta, por lo que valoró que «los granadinos se sentirán satisfechos» de poder disponer de una infraestructura «necesaria para la ciudad».
En este sentido, argumentó que el paso subterráneo dotará a la avenida Severo Ochoa de tres carriles de subida (dos de ellos a través del paso), y dos de bajada. Además, permitirá un acceso rápido y directo al Hospital Clínico, el campus universitario de Cartuja y Traumatología por la vía que comunica con la avenida de Madrid, y con la Ciudad Sanitaria Virgen de las Nieves, la Caleta y la estación de autobuses por la vía de la avenida de Constitución.
Pero, según reiteró, las obras han resultado de «una enorme dificultad». En este sentido, señaló que la necesidad de desviar los servicios, en total 17, que se canalizaban en la zona, causó la demora de las obras. Así, en la Acera de Canasteros se encontró una central de Telefónica de la que partía el 50 por ciento de la totalidad de las líneas telefónicas de la capital, por lo que se tuvieron que construir grandes cámaras, además de modificar el trazado de las líneas en su integridad.
Asimismo, se tuvo que desviar el colector principal de saneamiento, que discurría a más de cuatro metros por el eje de las avenidas de Madrid y Severo Ochoa. Bajo el punto de vista del primer edil, el cambio hacia el lateral derecho de las anteriores avenidas resultó muy complejo y hubo que extremar las medidas de seguridad por la cercanía de los edificios.
Como dato curioso, el alcalde dijo que durante la excavación del túnel, a la altura del Hotel Aben Humeya se dio con la salida natural de varios nacimientos de agua, lo que obligó a aplazar el discurrir de las obras en tanto no se recanalizara toda ese agua.
Por su parte, el concejal de Urbanismo, Luis Gerardo García Royo, apuntó que para esta obra se han excavado 30.000 metros cúbicos de tierra y utilizado más de 500.000 kilogramos de hierro. El revestimiento exterior de los túneles consta de placas de fibra de lana de roca recubiertas de lamas de aluminio perforado para absorber el ruido y mostrar una imagen estéticamente agradable. La iluminación se ha dispuesto de forma rasante con el objeto de que no deslumbre y resulte cómoda a la vista.
García Royo también se refirió al problema que supuso el hallazgo de restos arqueológicos en la avenida de la Constitución, otra causa fundamental de la demora al prorrogarla unos seis meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí